Related Stories

Celsa Rutan tenía solo 9 años cuando un golpe de estado acabó con el régimen de 34 años del general Alfredo Stroessner en Paraguay. El evento en 1989 marcó un gran cambio no solo para la familia de Rutan, que había sido perseguida bajo el régimen militar, pero también para el país entero que se encontraba aislado del resto del mundo.

"Todo fue muy agitado. Recuerdo que habían muchas manifestaciones antes del golpe", dijo. "Todos en la casa estaban prendidos en la radio y televisión tratando de entender lo que pasaba. Sabíamos que todo iba a cambiar, especialmente la libertad de expresión".

Celsa Rutan, con cámara, en un baby shower para una nueva paraguaya de la comunidad en Colorado. Celsa Rutan, holding camera, at a shower for woman new to
Celsa Rutan, con cámara, en un baby shower para una nueva paraguaya de la comunidad en Colorado. Celsa Rutan, holding camera, at a shower for woman new to Paraguayan community. (Jamie Cotten)

Durante el mando de Stroessner, las libertades políticas fueron severamente limitadas, y los opositores al régimen fueron perseguidos. Los padres de Rutan, como muchos otros, tuvieron que inmi-grar a países cercanos como Argentina y Brasil en busca de libertad, dijo Rutan. La familia iba y venía de Argentina a Paraguay hasta la caída de la dictadura.

Pero el miedo a otro golpe de estado afligía a la población de más de 6 millones de habitantes hasta hace poco, dijo Rutan, quien trabajó como periodista en Paraguay y ahora vive en Denver.

En el 2008 el ex-obispo Fernando Lugo juró como presidente de la Repú-blica en unas elecciones históricas donde el Partido Colorado perdió la presidencia después de más de 70 años en el poder.

Bajo este marco histórico, la celebración del Bicentenario de Paraguay el 15 de mayo podría marcar un nuevo capítulo en la historia de este país Sudamericano. El gobierno de Paraguay está aprovechando la ocasión para promover el país como nunca antes, con actividades culturales en la ciudad capital de Asunción, en Washington, D.C., donde se encuentra la embajada, y en Philadelphia.

(AP)

"Queremos promover el conocimiento del Paraguay, mostrando aspectos de su cultura, su economía y su naturaleza, como un mecanismo para ganar el aprecio de los nacionales y extranjeros residentes en este país", señaló el embajador de Paraguay en los Estados Unidos Rigoberto Gauto Vielman en un comunicado del Comité Bicentenario Paraguay en USA.

La comunidad paraguaya en Denver también celebrará los 200 años de vida independiente de su país el 14 de mayo con una reunión en Washington Park donde cerca de 60 personas jugarán voleibol y disfrutarán del tradicional tereré y mate, y comidas típicas como la sopa paraguaya (un pastel de maíz) y la chipa (un pan hecho con harina de almidón), según Natalia Alvarez, una paraguaya quién vive en Littleton.

Existen pocos paraguayos en Denver, cerca de 30 familias según Alvarez, aunque solo 40 paraguayos están registrados en Colorado, según el Consulado General de Paraguay en Los Angeles.

"Es un país muy bello y muy pequeño, pero hay mucho turismo ecológico. Espero que el Bicentenario ayude a promover a Paraguay para que más gente lo conozca", dijo Alvarez, de 35 años.

La República del Paraguay está ubica-da en la parte centro sur y oriental de América del Sur y ocupa dos regiones diferentes separadas por el río Paraguay: la Oriental, que es la más poblada, y la Occidental, que forma parte del Chaco Boreal. Brasil, Bolivia y Argentina rodean a Paraguay el cual no tiene una costa marítima pero tiene acceso libre a puertos marítimos en Uruguay.

La característica más destacada de la cultura paraguaya es el uso del idioma guaraní junto con el español, conocida como jopara. Alvarez señaló que el persistente uso de guaraní ha creado una cultura donde se da valor tanto a la cultura indígena como a la española. El guaraní es muy propio del diario vivir y el sentir de los paraguayos.

"Para mi y para otros paraguayos, el don de poder hablar otro idioma siempre se nos hizo algo muy especial", dijo Alvarez. "No hay nada como el guaraní, no hay otro idioma en el que podamos exprésanos claramente. Nosotros no podemos hacer chistes en español, tienen que ser en guaraní o no son chistosos".

 

Alvarez ha inculcado ese valor de hablar varios idiomas a sus tres hijas, quienes hablan inglés, español y un poco de guaraní, al igual que francés por su padre, Gerome, de Francia.

Daisy Schmeda, de 40 años, quien nació en New York de padres paraguayos, señaló que se propuso aprender guaraní cuando fue a estudiar a Paraguay de niña.

"Yo estoy muy orgullosa de hablar ese idioma porque es muy difícil de aprender y es tan rico y tan bello que quisiéramos compartirlo con el resto del mundo", dijo.

Dos de los tres hijos de Schmeda viajarán por primera vez a Paraguay en junio a visitar a sus familiares. Ellos crecieron con la comida y cultura paragu-aya, las cuales están entusiasmados de experimentar, dijo German, de 15 años y estudiante y atleta de Columbine High School en Littleton.

"Va a ser espectacular. Me encanta la chipa y sopa paraguaya", dijo. "Considero que puedo hablar bien el español, pero voy a aprender guaraní al estar allá".
Según Rutan, desde que la situación política se estabilizó, muchos jóvenes que inmigraron a los Estados Unidos, España y Argentina están regresando a Paraguay para impulsar la democracia. Rutan, de 35 años, visita a sus padres en Asunción regularmente y asiste a comunidades pobres con obras de caridad.

"Siempre digo, no me voy a quedar con los brazos cruzados aqui viendo como pasan las cosas en mi país. Voy a hacer algo, aunque sea pequeño", dijo.

Añadió que tanto la comunidad latina como la anglosajona en los Estados Unidos pueden aprender mucho de Paraguay y como este país ha logrado fusionar dos culturas y lenguajes. Rutan señalo que le sorprende la resistencia de algunos grupos y políticos al español como segunda lengua en los Estados Unidos, considerando que el español es parte de su historia.

"Hablando dos idiomas no te mata ninguna de las dos culturas. No se debe ver como una falta de patriotismo. Paraguay es un buen ejemplo de eso, es una fusión de la cultura indígena con la europea. Es un ejemplo perfecto de cómo puedes tu vivir y convivir con diferentes culturas y sacar lo mejor de eso", señaló.

Datos sobre Paraguay
CIUDAD CAPITAL: Asunción, cuya población es de más de 2 millones de habitantes.
LENGUAJE: Los idiomas oficiales son el español y el guaraní.
INDEPENDENCIA: El 15 mayo de 1811.
POBLACIÓN: Más de 6 millones de habitantes (2009)
GOBIERNO: Paraguay es una república democrática con un sistema multipartidista. El poder está dividido entre la rama ejecutiva, la legislativa y el judicial.
EDUCACIÓN: La educación primaria es gratis y obligatoria por nueve años. El porcentaje de alfabetismo es 93.7%.
MONEDA: El guaraní paraguayo es la moneda oficial, y la tasa de cambio actual es 4.145 guaranís por un dólar.
ECONOMÍA: En actualidad, Paraguay tiene la expansión económica más grande de toda Sudamérica, terminando el 2010 con un crecimiento del GDP de 14.5%.
GEOGRAFÍA: Paraguay está localizado en el centro de Sudamérica, rodeado por Argentina, Brasil y Bolivia.

RECETA

Sopa paraguaya
Ingredientes:
1 barra de mantequilla
1 cebolla mediana finamente picada
2 tazas de queso muenster rallado
2 tazas de harina de maíz
1 lata de maíz en crema
1 lata de maíz entero
1.5 tazas de leche
6 huevos
sal al gusto
Preparacion:
Precalentar el horno a 400 grados.
Batir los huevos con la mantequilla, agregar la harina de maíz, la leche, la cebolla y el queso. Mezclar bien.
Emantecar un recipiente de 13x9 pulgadas y cocinar por 30 a 40 minutos o hasta que se dore.
Receta por cortesía de Daisy Schmeda