Los niños que aprenden a hablar y escribir dos o más idiomas antes de los 6 años tienen mayores posibilidades de retener esos lenguajes y convertirse en personas multilingües, dijo la Dr. Silvia Dubovoy, experta en educación Montessori y bilingüe.

Es imperativo exponer a los niños a dos o tres lenguas durante el tiempo de formación cerebral (de meses a 5 años), Dubovoy señaló durante una charla acerca de la educación bilingüe en Family Star Montessori School en Denver recientemente. Lo importante es no mezclar las lenguas ya que esto crea confusión en el aprendizaje de vocabulario, dijo la experta.

"Una persona, como el padre, debe hablar un lenguaje, y otra persona, como la profesora, el otro idioma. No es correcto decir, '¿Donde están tus shoes?' Eso confunde al niño", explicó. "Si enriquecen su vocabulario a temprana edad, forman más caminos neurológicos en el cerebro, y eso hace al niño más inteligente".

La Dr. Dubovoy es la directora de Montessori Institute of San Diego, en La Jolla, California. También es una de las representantes en los Estados Unidos de la Association Montessori Internationale con sede en Ámsterdam. AMI ofrece entrenamiento y certificación a profesores en el Método Montessori de educación, el cual se caracteriza en poner énfasis en la actividad dirigida por el niño y observación clínica por parte del profesor.


Advertisement

Como entrenadora de Montessori, la Dr. Dubovoy, quien es originaria de la Ciudad de México, ha enseñado a profesores en Canadá, España, México y los Estados Unidos, entre otros países.
Martha Urioste, la fundadora de Family Star, invitó a Dubovoy a compartir su conocimiento con educadores interesados en la educación bilingüe y Dual Language (dos idiomas), dijo.

"Generalmente el público no tiene la oportunidad de conocer una persona con el amplio conocimiento de la Dr. Dubovoy. Queríamos saber cuál es la mejor manera de enseñar a estudiantes que hablan dos idiomas y cuales son los pasos a seguir para que no pierdan su lengua materna", dijo Urioste.

Dubovoy explicó que existe confusión entre la educación bilingüe y Dual Language, y que los educadores deberían considerar las diferencias antes de adoptar políticas educativas para sus escuelas.

"Bilingüe es una persona que habla dos idiomas desde que nace. Dual significa que la persona está inmersa en otro lenguaje que no es materno", dijo. "Esas palabras no son intercambiables".

Añadió que la mejor manera de asegurarse que el niño no pierda su lengua materna es de continuar su educación en esa lengua en el hogar, leyendo libros y hablando con sus padres.

Edwin Jiménez Galván, administrador de servicios para familias de la Oficina del Alcalde para la Educación y Niños, señalo que esta propuesta es complicada para los padres inmigrantes que cuando llegan a este país se enfocan en que sus niños aprendan el inglés. A veces los padres dejan de hablar a sus niños en su lengua materna para que "no se confundan o desarrollen un acento", dijo. 

"La Dr. Dubovoy habló sobre la importancia de ser más intencionales cuando enseñamos a niños hablar otro idioma. Una de las cosas que sugirió es de exponer totalmente a los niños a la otra lengua y de no mezclar el inglés y el español", dijo. "Yo recomiendo a los padres que continúen hablando a sus hijos en su propio idioma. Los niños aprenderán el inglés en la escuela de maestros que hablan bien el idioma".

Natalia Álvarez, madre de tres niñas multilingües, dijo que está de acuerdo con las recomendaciones de Dubovoy porque las ha vivido en su familia. Alvarez, nacida en Paraguay, habla con sus niñas en español. Su esposo, Jerome Cain, quien es francés, habla con sus hijas en francés. La familia en conjunto habla inglés.

 

Ariane, de 9 años, asiste a la escuela privada Denver Montclair International School, donde sus estudios
son en inglés y francés.

Su hermana, Victoria, de 15 años, quien también asistió a esa escuela primaria, habla y escribe los tres idiomas perfectamente. De hecho en un examen nacional de francés, Victoria recibió un reconocimiento por tener uno de los grados más altos en el país, señaló Alvarez. La joven asiste a la escuela D'Evelyn Junior/Senior High School en Jefferson County y ya tiene la mira hacia la universidad.

"Hemos recibido ya 30 cartas de universidades. El hablar varios idiomas le ha dado un conocimiento de la cultura latinoamericana y europea", dijo Alvarez. "Esto le va a dar más oportunidades para el futuro en la universidad y en el trabajo".

Urioste señaló que quisiera que niños en escuelas públicas tengan la opción de tener una educación bilingüe para expandir sus oportunidades en una economía global. La barrera la presentan aquellos que insisten que la educación en este país continúe siendo monolingüe, a diferencia de la realidad en Europa, dijo. 

"Tenemos que decirles a los padres que el español es un lindo idioma. La importancia del español se ha minimizado en este país por muchas décadas al punto que vivimos en una época donde se ha convertido en un lenguaje compensatorio, y eso no debería ser así", dijo Urioste.