MEXICO (AP) - Un grupo de investigadores hizo descender una pequeña cámara al interior de una tumba maya de unos 1.500 años de antigüedad, que no había sido explorada antes en el sitio arqueológico de Palenque, en el sureste de México.

El lente reveló una cámara funeraria intacta, objetos que parecen ser ofrendas y murales en las paredes, informó el jueves el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

Las imágenes de la tumba fueron tomadas por medio de una pequeña cámara a control remoto y muestran nueve figuras dibujadas sobre un fondo negro o rojo obscuro en las paredes. También se pueden ver vasijas y ornamentos de jade sobre el piso de la pequeña cámara.

El INAH dijo que los arqueólogos sabían de la existencia de la tumba desde 1999, pero no habían podido entrar en ella porque la pirámide bajo la cual se encuentra es inestable y entrar en la cámara podría haber dañado los murales.