Si lo construyes, ellos vendrán. Al menos eso es lo que el Dr. Jim Williams pensó cuando abrió la Clínica Colorado - una clínica sin fines de lucro y de bajo costo para personas sin seguro - en junio. Después de todo, hay 1,3 millones de personas sin seguro médico adecuado en Colorado. Dentro de la población latina, más de la mitad carece de seguro de salud, dijo Williams, citando diversos estudios.

"Creo que la población latina es muy unida y muy consciente en el área metropolitana, así que yo pensé, si me ocupo de dos latinos, ellos van a volver a su comunidad y van a decir, 'Oye, tenemos un lugar', y entonces todo el mundo acudiría a la clínica en gran número", dijo Williams, de la clínica que abrió en Westminster. "Esto no ha sucedido".

Mientras que la clínica ha sobrepasado el número de pacientes que se había propuesto ver cada mes, aún no ha llegado a capacidad, algo que Williams dijo no entender, teniendo en cuenta que muchas clínicas similares están tan ocupadas que a menudo tienen hasta dos meses de espera.

"Si usted llama hoy para un examen preventivo para la mujer, podríamos verla hoy o mañana.

Ciertamente, dentro de una semana la atendemos", dijo. "Estamos tratando de difundir el mensaje de que estamos aquí para poder llegar a más pacientes".


Advertisement

Williams, un hombre despreocupado que dice tener un punto débil en su corazón por los latinos y la lengua española, ha sido médico durante más de 30 años - la mayoría de ellos en su práctica privada en Lakewood. Hace unos años, decidió probar algo nuevo y comenzó a prestar sus servicios como voluntario en la Clínica Tepeyac. Con el tiempo, llegó a ser director médico de la clínica y triplicó el número mensual de pacientes, dijo.

Después de cuatro años y de cambios en la junta directiva de Clínica Tepeyac, Williams decidió que había llegado el momento de tomar un nuevo rumbo. Así que renunció y decidió abrir su propia clínica. Todo sucedió rápidamente. Clínica Colorado obtuvo estatus de organización sin fines de lucro en marzo y con unos 34.000 dólares en equipo médico donado y varias donaciones monetarias individuales, abrió sus puertas el 1 de junio.

"Cuando nos dimos cuenta que se fue, nos fuimos a perseguirlo," dijo Miguel Oxaca, quien no tiene seguro y cuya esposa y tres hijos han sido pacientes de Williams desde que él trabajaba de voluntario en la Clínica Tepeyac. "Es muy buen doctor. Nos gusta como ha manejado nuestra cuestión de la salud".

Clínica Colorado - ubicada a una cuadra al oeste de St. Anthony North Hospital - actualmente cuenta con cuatro salas de examen, cada una decorada con fotos de paisajes de América Latina, así como una sala para procedimientos simples, como extirpar verrugas o enyesar brazos.

En ese mismo lado del edificio, que cuenta con unos 6.000 pies cuadrados, hay un laboratorio para análisis de sangre, que está a disposición de los pacientes por 18 dólares gracias a un acuerdo de precios con descuento con Labcorp.

En el otro lado del edificio se encuentran las oficinas administrativas y dos salas de examen adicionales, que Williams espera empezar a utilizar tan pronto como tenga más pacientes. Por ahora, Williams es el único médico a tiempo completo, pero también cuenta con dos otros doctores y un terapeuta físico que ofrecen sus servicios de manera voluntaria. Además, su personal también incluye dos asistentes médicos y una gerente de oficina.

La clínica está abierta de lunes a viernes de 8 a.m. a 5 p.m. y cobra 25 dólares por visita - aunque no se le niega atención a los pacientes si no pueden pagar esa tasa. La clínica también acepta niños con Medicaid.

Las pruebas de Papanicolaou cuestan 26 dólares. A partir de enero, a través de un convenio con St. Joseph Hospital, las mujeres podrán hacerse una mamografía gratis cuando el "mammovan" venga de visita a la clínica una vez al mes.

"Siempre sentí que era mi responsabilidad ayudar al paciente a lo largo de todo su problema médico", dijo Williams. "Así que si una mujer necesita una cirugía de vesícula, voy a trabajar con esa paciente para conseguirle una tarifa de descuento para que pueda hacerse la cirugía".

Agregó que varios hospitales y médicos han aceptado atender a este tipo de pacientes con descuentos.
De hecho, hace apenas dos semanas, Williams dijo que una mujer de México entró a su clínica para pedir ayuda con su bebé que tiene síndrome de Down, algo que como médico de familia él no está equipado para hacer. Después de unas cuantas llamadas telefónicas, logró conseguir una cita en la clínica especial para niños con esa condición de Children's Hospital.

"No puedo tan solo decir, 'Aquí está el número de Children's Hospital. Vaya a ver que puede conseguir'", dijo Williams. "Siento que es mi responsabilidad como médico de familia, y siento que es la manera en la cual esta clínica es diferente".

Sin embargo, Williams sabe que para poder continuar ofreciendo estos servicios necesita no sólo más pacientes, pero también más financiación en un momento en que la mayoría de las organizaciones no lucrativas están teniendo dificultades.

"Estoy esperanzado que habrá fondos suficientes para mantenernos", dijo Williams, quien aún no ha recibido pago. "Un montón de gente buena ha dado lo que puede. Estoy tratando de mantener una actitud positiva".


Clínica Colorado
8406 Clay Street
Westminster, CO 80031
720.443.8461