Nada se compara a caminar en el invierno por un bosque nevado.

En esta época de fiestas, quienes siguen las tendencias nos animan a decorar las casas, tanto adentro como afuera, con temas relacionados con elementos del bosque.

Ese tipo de decoración es agradable y propio de la época del año, y es fácil de implementar sin gastar mucho dinero.

Este año, según los expertos, la decoración será sencilla y natural. Luego usted se le puede agregar algo especial o un divertido moño. Usted puede comprar lo que necesite en un vivero cercano y agregarle unos pocos elementos encontrados o comprados a bajo precio.

Las tradicionales guirnaldas de cedro, pino u otras maderas pueden adquirir un toque contemporáneo si se les quitan algunos de los agregados más comunes. Las guirnaldas verdes y con pocos adornos se ven elegantes. Agregue solamente manzanas, naranjas, granadinas o moras para darle un toque de color natural. También le puede añadir un moño hecho con tela rustica o con terciopelo, especialmente si es de un color inesperado, como púrpura, mostaza o colores similares.

Las guirnaldas hechas con musgo acolchonado son muy llamativas, como lo son aquellas hechas con salvia o con hojas de magnolia. Las frutas o las flores secas permanecen bellas por muchos años. Solamente se debe evitar que esas guirnaldas queden a la intemperie.

Richard Waite, autor de "Decorating With Evergreens" (Decorando con Plantas Perennes, publicado por Gibbs-Smith), sugiere colocar las guirnaldas en las puertas dobles o arreglarlas en las puertas simples. También sugiere colocar guirnaldas pequeñas compradas en la tienda dentro de las guirnaldas preparadas caseramente.

 

Otro adorno puede ser una cinta metálica. Ese año se usara el cobre y el color plata. También se le puede entrelazar un antiguo collar o agregar un broche o prendedor.

Las guirnaldas no tienen que ser circulares. En los viveros y las tiendas de manualidades las venden de forma cuadrada o de estrella. O, si prefiere, use antiguos marcos de fotos. Compre plantas verdes perennes en el supermercado y use su creatividad con hilos, telas, alambres o goma de pegar.

Colecte ramitas recubiertas con liquen y únalas en forma geométrica. Agregue hortensias o rosas secas, pequeñas pinas o luces blancas.

La revista Coastal Living sugiere añadir caracolitos o estrellas de mar a las guirnaldas, algo muy bueno para quienes pasan las fiestas cerca del mar. Y los diseñadores de la revista Country Living llenan una canasta de pescador con verduras y moras y la cuelgan de la puerta. Shelley Ridenour, la directora ejecutiva, dice que el pino blanco y el abeto son tradicionales. "Nos gusta el aspecto de ciertas maderas, como la madera amarillenta. El eucalipto también se ve muy bien cuando se lo combina con el abeto. La clave es mantener el adorno simple para que no se pierda la belleza de las plantas verdes", agregó.

El sitio de Internet de la revista Sunset ofrece instrucciones para crear copos de nieves con fragancias, usando abetos y alambre para flores.

Las plantas colgantes son sencillas. Junte algunas ramas de abeto usando un alambre y agregue una cinta, o un grupo de pinas, o de estrellas.

Las guirnaldas agregan un lindo toque a las puertas, al porche, a las cercas o a los pasamanos. El cedro y el pino son atractivos. La madera amarillenta se complementa con las agujas de pino para adornar la entrada a la casa. Las luces pequeñas son un buen agregado, como lo son adornos de color plata, rubí o zafiro. Las cintas o moños deben ser pocos para mantener un aspecto limpio y contemporáneo.

Si usted tiene la suerte de que su entrada sea grande, puede usar como decoración ramas de eucaliptos o abetos. Incluso puede usar ramas encontradas en el vecindario, para que las guirnaldas tengan un toque local. Pinte algunas ramas de blanco para contraste.

 

Quienes viven en apartamentos pueden poner la decoración en una cubeta, quizá con una roca pesada y con un cedro de buen aroma.  Se puede hacer una caja de madera amarillenta, que durara años, y agregarle un lindo moño.

Y no se olvide del patio trasero. Coloque una guirnalda en la cerca, o llene de adornos las macetas vacías. Use elementos irrompibles, algunas luces, plantas verdes, o las tres cosas.

Los adornos del interior deben concentrarse en unos pocos colores, como blanco, crema y café. Pero cree una textura interesante.

Use hiedra para adornar el centro de la mesa y mezcle luces o velas pequeñas, sugiere Ridenour. "Llene un terrario con adornos de cristal, plantas verdes u hermosos objetos de invierno, como pinas o bellotas, y muéstrelos en la mesa sobre un mantel o en un estante junto a los libros. Coloque una guirnalda en el perímetro del espejo para que parezca una obra de arte enmarcada", agrego.

West Elm tiene una guirnalda sólida con pelotitas blancas que parecen copos de nieve. La guirnalda puede ser roja o verde, pero la guirnalda blanca es muy llamativa. Esta compañía también ofrece guirnaldas hechas de plumas blancas o de plumas marrones de paloma.

Si usted va a usar solamente ramas o un árbol sencillo como árbol de Navidad, decórelo con copos de nieve hechos de distintos materiales, como madera recortada con láser o fieltro.