Para la familia Diaz de New Braunfels, Texas, su participación en el Mexican Rodeo Extravaganza en el National Western Stock Show es una tradición familiar de más de una década.

"Esta es nuestra manera de vida, es algo que amamos, y poder presentarnos año tras año en frente de miles de personas y brindarles alegría al ver parte de su cultura es algo espectacular", dijo Staci Diaz, vaquera acróbata de tres generaciones.

Según el director y productor del espectáculo, Gerardo "Jerry" Diaz, esta tradición nació en 1995 cuando el trajo a varias familias charras a Denver para demostrar diferentes aspectos de la charrería. Diecisiete años después, el Mexican Rodeo Extravaganza es una de las presentaciones más populares del Western Stock Show. Este año el espectáculo se realizará el domingo en dos funciones, 2 p.m. y 6:30 p.m.

Charro Alfredo Olivas gets thrown from a bucking horse during the saddle bronc riding competition during the Annual Mexican Rodeo Extravaganza.
Charro Alfredo Olivas gets thrown from a bucking horse during the saddle bronc riding competition during the Annual Mexican Rodeo Extravaganza. (Evan Semon/Special to Viva Colorado)

"En todo el estado no hay un show como este", señaló Diaz. "Yo siempre he tratado de llevarlo como una parte de nuestra cultura y tradición, y tal vez no hubiera podido hacerlo sin la ayuda de las familias charras y el National Western".

Anualmente, el espectáculo exhibe el talento de cientos de artistas y jinetes locales, nacionales y de México. Entre ellos están: acróbatas de equitación, jinetes de toros y jinetes de yeguas profesionales, charros que muestran su aptitud en el floreo de reata, danzantes de bailes folclóricos Mexicanos y escaramuzas. La mayoría de los números están sincronizados con música de mariachi en vivo, según Diaz.

El Mariachi Sol de Mi Tierra de Denver ha estado trabajando con cada uno de los grupos para programar un repertorio único de música en vivo que incluye el himno nacional de México y de los Estados Unidos. Según el director musical y fundador Juventino Romero, desarrollar la música para este evento no es una tarea fácil. La música para la escaramuza requiere de elaborada coordinación y precisión en el tiempo, mientras que las piezas para los acróbatas son ágiles y en ciertos casos incluyen canciones de música country, dijo Romero.

Ramirez-Cruz of Oaxaca, Mexico, plays trumpet with Mariachi Sol de Mi Tierra. The group preformed at the Annual Mexican Rodeo Extravaganza that made its
Ramirez-Cruz of Oaxaca, Mexico, plays trumpet with Mariachi Sol de Mi Tierra. The group preformed at the Annual Mexican Rodeo Extravaganza that made its 16th consecutive appearance at the 2010 National Western Stock Show & Rodeo. (Evan Semon/Special to Viva Colorado)

Mariachi Sol de Mi Tierra cuenta con músicos jóvenes quienes, como sus padres, han tocado instrumentos típicos de esta orquesta mexicana desde su niñez. El conjunto ha grabado tres álbumes y ha participado en conciertos con la Orquesta Sinfónica de Colorado, según Romero.

Para este trompetista y músico de tres generaciones, el tener la oportunidad de participar en esta fiesta mexicana de rodeo es un orgullo no solo para él pero también para su padre de 71 años y sus hijas que desean seguir sus pasos.

"Es sentir que por un rato estas en tu patria, es sentir que ya somos parte de este estado, que la cultura de nosotros es más aceptada y que todos pusimos nuestro granito de área para lograrlo", señaló.

Blanca Cano, directora del grupo Escaramuza Charra Paso del Norte y proveniente de una familia charra de tres generaciones, comparte el sentir de Romero. Dijo que ella no se dio cuenta cuan valiosa era su tradición como escaramuza hasta que se presentó en el Western Stock Show por primera vez en 1995.

"Cuando estaban haciendo honores a la bandera y la gente estaba de pie cantando el himno nacional de México, se me hizo un nudo en la garganta", dijo. " Mucha gente mexicana que vive en Denver deja a su pueblo y sus familias para lograr un futuro mejor, y para mi es lo máximo llevar un poquito de nuestro México allá para que lo disfruten".

El grupo de escaramuzas con sede en El Paso, Texas, es ganadora de premios nacionales y participante del campeonato nacional de escaramuzas en México.

"Muchas personas han comparado la escaramuza a un ballet a caballo", señaló. "Uno tiene que tener cadencia y a la vez valentía y elegancia".

Diaz añadió: "En lo personal, no hay una mujer más hermosa que una con sombrero ancho montada en un caballo lindo. Es una flor a caballo que espero la gente pueda apreciar".

Tanto para Diaz como para Romero y Cano, enseñar sus tradiciones a la próxima generación y mostrar la belleza de las costumbres charras es una tarea de por vida.

Para muchas familias charras, la costumbre de pasar los conocimientos del rancho de generación a generación no ha cambiado desde el siglo 17. La familia Diaz ha conservado las tradiciones charras por 150 años.

Nicolas Diaz, 8, is son of Gerardo "Jerry" Diaz, the director and producer of the Mexican Rodeo Extravaganza at the National Western Stock Show &
Nicolas Diaz, 8, is son of Gerardo "Jerry" Diaz, the director and producer of the Mexican Rodeo Extravaganza at the National Western Stock Show & Rodeo. (Evan Semon/Special to Viva Colorado)

Jose "Pepe" Diaz, padre de Jerry, es un charro maestro quien a los 19 años empezó a entrenar caballos para la familia del presidente Mexicano Lázaro Cárdenas, según Jerry. En los 40s el trabajo como actor doble para el programa de televisión Cisco Kid. En 1944, este charro de ahora 91 años, fue instrumental en establecer la primera asociación de charros en San Antonio, Texas. También recorrió el mundo con el circo Ringling Bros. and Barnum & Bailey en los 50s.

"Mi padre es una persona de mucha facultad, un pionero de la tradición charra en los Estados Unidos, un artista y maestro de caballos", dijo Jerry.

Jerry Díaz es considerado un jinete diestro y experto con el laso de maguey, uno de los lasos más difíciles de maniobrar. Este charro ha participado en las Olimpiadas de 1996 y ha recibido numerosos premios por sus contribuciones al rodeo y la tradición charra. El ha obtenido el premio Golden Spur Award de la Federación de Charros, también luce una estrella en el Texas Trail of Fame y fue aceptado como miembro del National Cowboys of Color Hall of Fame. Todo esto lo debe a las enseñanzas de su padre, dijo.

Y tal parece que esta tradición continuará ya que el hijo de Diaz, Nicolas Adrian, de 8 años, participa del espectáculo montado a caballo.

"Ya podemos darnos cuenta que el tiene aptitud para esto, como productor del show y artista", dijo Staci.

Fuera de las presentaciones de rodeo, la familia Diaz se dedica a la cría y entrenamiento de caballos en su rancho de 50 acres Three Mile Creek Ranch en New Baunfels, Texas. El rancho es también una escuela de equitación.

Para mas información sobre el Mexican Rodeo Extravaganza visite nationalwestern.com.