LONDRES (AP) - David Beckham seguirá dos años más en el fútbol estadounidense tras renovar su contrato con el Galaxy de los Angeles.

El volante inglés firmó su nuevo contrato el miércoles tras haber rechazado una oferta para volver a Europa con el París Saint-Germain.

En un comunicado enviado a The Associated Press, el jugador de 36 años dijo que sigue fascinado con el reto de jugar en la MLS, la liga profesional de Estados Unidos.

"Recibí muchas ofertas de clubes de todas partes del mundo, pero aún me apasiona el jugar en Estados Unidos y ganar trofeos con el Galaxy.

El acuerdo fue reportado primero por el diario Los Angeles Times.

El ex del Manchester United y Real Madrid fichó con el Galaxy en 2007. No fue hasta la pasada temporada en la que conquistó su primer título de liga en la MLS.

Beckham decidió no mudarse a Francia ni regresar a la liga Premier porque su familia radica en California.

Su meta es entrar en la seleccionado de Gran Bretaña en el fútbol de los Juegos Olímpicos de Londres, para lo cual le serviría jugar con frecuencia en el Galaxy.

En 74 partidos de temporada regular con Los Angeles, Beckham ha registrado 31 asistencias y 11 goles.

"He visto de primera mano lo popular que ya es el fútbol en Estados Unidos y estoy comprometido como siempre a hacer crecer el juego aquí", dijo Beckham. "Mi familia y yo estamos increíblemente felices y asentados en Estados Unidos, y tenemos la intención de pasar muchos años más aquí".


Advertisement

No obstante, el Galaxy sabe lo cerca que estuvo de perder al jugador que le da al equipo fama internacional.

"Estoy encantado que David haya decidido quedarse con el Galaxy, especialmente porque tenía numerosas opciones donde él podía haber continuado su carrera", dijo el entrenador del equipo Bruce Arena. "Yo siento que él fue uno de los mejores jugadores en toda la MLS la temporada pasada, y no podíamos haber logrado los éxitos que tuvimos sin él. Esperamos poder repetir el éxito que tuvimos esta temporada con David una vez más con el uniforme del Galaxy".

Es un uniforme que el Galaxy dice es el de mayor venta en la MLS y "uno de los mejores del mundo".

El acuerdo de Beckham fue negociado por Simon Fuller, el creador del exitoso programa de realidad simulada "American Idol", además de manager y principal socio comercial del jugador.