Rovio, la compañía de juegos finlandesa creadora de Angry Birds (Aves furiosas), con más de 1.000 millones de descargas hasta el momento, está ahora expandiendo sus alas más allá del mundo virtual.

Hasta ahora ya ha lanzado al mercado muñecos de peluche, loncheras, ropa, artículos de papelería, objetos de bebida y comida, un patrocinio a un piloto de Fórmula 1 y una línea de joyería. El siguiente paso: Angry Birds Land, una de las atracciones principales de un parque de diversiones que se inaugurará el próximo mes en la ciudad finlandesa de Tampere.

"A todos nuestros productos les está yendo bien", dijo Ville Heijari, vicepresidente de Desarrollo de Franquicia de Rovio. "A las tartas de luna que vendimos en China durante el Festival de Otoño del año pasado les ha ido especialmente bien", señaló.

Los interiores de la oficina de Rovio son exactamente lo que uno esperaría de un negocio de internet que comenzó de la nada: un salón central con sofás y mullidos almohadones de Angry Birds, una cocina abierta en la que los empleados son alentados a mezclarse e intercambiar ideas, paredes cubiertas con enormes personajes de Angry Birds, pantallas de televisión mostrando gráficos de descargas, y una bandada de muñecos Angry Birds sobre casi cada superficie plana.

No hay manera de que empleados o visitantes - quienes deben firmar un formulario en el que se comprometen a no revelar lo visto - puedan olvidar qué pájaros pusieron los huevos dorados que fundaron la compañía.

Rovio tenía apenas una decena de empleados durante el lanzamiento en 2009 de Angry Birds, que presenta un colorido elenco de aves que son lanzadas con una catapulta y se abren camino a través de una serie de defensas creadas por sus enemigos, los cerdos, quienes robaron huevos de su nido.

La más reciente encarnación del juego -Angry Birds Space- fue descargada 50 millones de veces en los primeros 35 días, y actualmente ocupa el segundo lugar en la lista de descargas pagadas de iPhone y iPad.

Ahora, Rovio da empleo a más de 350 personas en varios países, con oficinas en dos ciudades finlandesas, Shanghai y más tarde este año, en Estocolmo, Suecia.

En 2011, aproximadamente 30% del ingreso total de Rovio de $106,3 millones fue por venta de artículos y acuerdos de licencias. Harri Koponen, vicepresidente ejecutivo de Productos de Consumo, dijo que el lanzamiento de nuevos productos vino de "nuestros aficionados, por supuesto de nuestros empleados, gente de la industria que está trabajando con nosotros".

Finlandia se ha convertido algo así como un centro de prueba inicial para productos Angry Birds que podrían ser introducidos al mundo. Lo más visible de esto es Angry Birds Land en el Parque de Diversiones Sarkanniemi.

La parte central del desarrollo es un paseo de aventura para niños, combinando escalada de armazones, escaleras de cuerdas, túneles y un muro para escalar. Alrededor del área se escucha música y ruidos de los personajes conocidos por los juegos.

"Pienso que de alguna manera es un sueño hecho realidad", dijo Miikka Seppala, directora ejecutiva de Sarkanniemi.