EL CAIRO - El presidente de Egipto dijo el viernes que corresponde a los musulmanes, como parte de sus deberes islámicos, proteger las embajadas y a los diplomáticos extranjeros porque son huéspedes en el país, en medio de nuevas protestas en todo el mundo musulmán contra una película antiislámica que se burla del profeta Mahoma.

En Yemen, las fuerzas de seguridad dispararon munición real al aire el viernes y lanzaron gases lacrimógenos contra unos 2.000 manifestantes que trataban de marchar hacia la embajada de Estados Unidos en la capital, Saná.

El presidente egipcio, Mohammad Morsi, hizo el llamado a la protección de las embajadas extranjeras en un mensaje por la televisión estatal.

Photos: Protests against anti-Islam film spread in Middle East

Mientras Morsi hablaba, policías antimotines dispararon gases lacrimógenos contra unos 100 manifestantes a unas pocas cuadras de la embajada estadounidense en El Cairo.

Las protestas en la capital egipcia se han venido realizando desde el martes, cuando una multitud enfurecida escaló los muros de la embajada, arrancó la bandera estadounidense y la destruyó.

La película "La inocencia de los musulmanes" ha provocado protestas violetas frente a sedes diplomáticas estadounidenses en el mundo musulmán, una de las cuales resultó en la muerte del embajador norteamericano en Libia y tres miembros de su personal.

En Yemen, los manifestantes superaron en número a la Policía, pero las fuerzas de seguridad fueron capaces de mantener a la multitud a una cuadra de la embajada por la tarde.

La protesta se produjo un día después de que cientos de manifestantes que coreaban "Muerte a Estados Unidos" irrumpieron en el complejo de la embajada y quemaron la bandera norteamericana. La embajada dijo que nadie resultó herido.

El presidente de Yemen, Abed Rabbo Mansur Hadi, se disculpó rápidamente con Estados Unidos y se comprometió a encontrar a los culpables.