Malena Perdomo
Malena Perdomo

Ya viene el día de brujas y los niños saldrán a pedir pastillas, dulces, caramelos y chocolates. Sin embargo esto quiere decir que usted debe controlar la cantidad de dulce que consumen para que la situación no se vuelva tenebrosa.

"Honey boo boo", la niña que sale en el programa de Inglés TLC, Toodlers & Tiaras, hace honor a su nombre y su dieta es algo terrorífica. La niña Alana modela y se dedica a ganar coronas. Es obvio que Alana está en sobrepeso y la madre patrocina dándole "go go juice" que puede ser soda, red bull o jugos con mucha azúcar para que ella se emocione y tenga energía antes de competir. Pues claro este programa ha tenido sus seguidores pero también sus criticas. Entre esas está la dieta alta en azúcar y grasa que llevan en la familia.

¿Usted cree que la madre está haciendo algo malo al darle a su niña jugos con cafeína, azúcar y calorías sin ningún tipo de nutrientes? A mi me molesta porque no es necesario darle este tipo de jugos para que un niño tenga energías. Quizás la madre me diga que solo se lo da cuando hay competencias. Pero así mismo dirán algunos padres sobre el Halloween. "Déle los dulces, es solo Halloween", un día del año.

Tome control de los dulces que sus hijos van a recibir para controlar el azúcar y evitar que tenga Honey boo boos en su casa. Aquí le doy mis consejos:

Haga una bolsa pequeña para sus hijos. No deje que lleven bolsas plásticas de la tienda porque se rompen y no duran. Puede hacerle una bolsa de tela con diseños de Halloween.


Advertisement

La noche de Halloween, oriente a sus hijos y dígales que  por lo general la persona es la que da los dulces. Si le dejan tomar los dulces entonces agarren lo que quieran con una sola mano.

Si usted recibe a los niños del vecindario, compre lo siguiente: pretzels, pasas en paquetes individuales, ciruelas pasas envueltas en plástico individuales, peces de queso (goldfish) individuales y porque no hasta los chocolates pequeños. Y usted se encarga de cuánto le da a cada niño.

Cuando regresan a la casa, tome todos los dulces y póngalos en la mesa para decidir cuales se quedan en la casa y cuales se botan. Pídale a los niños que escojan cuales botar como los caramelos redondos y duros (no son ideales para los niños pequeños por el riesgo de que se atoren), retire los que se encuentran medio abiertos o sospechosos. También bote los que no son los favoritos de los niños.

Luego divida los dulces en tres partes. Una para la casita de nieve o la casita de jengibre que pueden hacer para la navidad. La casita de jengibre va necesitar todos esos dulces de diferentes colores y así ya no tiene que comprar caramelos para la navidad. La segunda parte los guarda para las piñatas de cumpleaños o piñatas cuando hay una celebración. La otra parte es para ocasiones especiales. Como por ejemplo, cuando van a ver una película en el cine o cuando van de campamento.

Ahora a mi me encantan los chocolates y los pongo en el congelador para comer una onza de vez en cuando. Un Halloween saludable asegura un mejor rato y evita un dolor de estomago el día siguiente así que ¿Dulce o truco? "trick or treat".