PANAMA—Brasil avanzó el sábado a la disputa del boleto al Clásico Mundial de béisbol tras vapulear 7-1 a Colombia, mientras que el anfitrión Panamá doblegó 6-2 a Nicaragua para mantenerse con vida en el torneo.

Nicaragua, dirigido por el legendario lanzador nicaragüense Denis Martínez, quedó eliminado con dos reveses tras el partido nocturno. Colombianos (1-1) y panameños (1-1) se medirán el domingo para definir al rival de los brasileños el lunes.

Brasil volvió a dar la nota alta en la tercera fecha del torneo que se disputa en el estadio Rod Carew. La selección dirigida por Barry Larkin, ex jugador de los Rojos de Cincinnati y miembro del Salón de la Fama, dejó en claro que su victoria del jueves por 3-2 sobre Panamá no fue casualidad.

Los brasileños descargaron una ofensiva de 11 imparables y un pitcheo hermético para doblegar a los dirigidos por Eduardo Pérez, ex Grandes Ligas, que venían de vapulear 8-1 a Nicaragua.

El bateo colombiano no estuvo tan oportuno como ante los nicaragüenses y dejó a seis hombres esperando remolque en los cuatro primeros episodios.

"El pitcheo", declaró contundente Pérez en la rueda de prensa, al responder sobre cuál fue la clave de Brasil el sábado. "El jueves lo hizo contra Panamá".

"Dejamos a muchos corredores en base, le dimos muchas oportunidades", señaló. "¿Quién iba a pensar que Brasil iba a estar 2-0? Hay que darle crédito a Barry Larkin y a su staff por armar un gran equipo en tan poco tiempo".

Brasil, un país con escasa tradición en el béisbol, partió por delante con una carrera en la baja del cuarto inning cuando el segunda base Felipe Burin empujó con un hit a Reinaldo Sato con dos outs. Colombia igualó con una carrera de Edgar Rentería a imparable de Jolbert Cabrera.

Los brasileños no demoraron en romper el empate, y el receptor Yan Gomes, quien hace poco fue transferido de los Azulejos de Toronto a los Indios de Cleveland, empujó con hit a Leonardo Reginatto. Luego aumentaron su ventaja con un racimo de tres carreras en el séptimo y otra en el octavo.

"El equipo estuvo muy concentrado hoy; ejecutaron las pequeñas jugadas importantes", dijo Larkin. "Hubo un poco de problemas al comienzo con el pitcheo, pero a partir de la mitad el relevo hizo su trabajo y se hicieron las carreras. Se ganó ejecutando lo básico del béisbol".

Carlos Yoshimura, uno de los cinco lanzadores empleados por Brasil, relevó al abridor Oscar Nakaoshi y se llevó la victoria por su labor en la quinta entrada. Cristian Mendoza, uno de los siete pitchers usados por Colombia, cargó con la derrota.

Colombia también disparó 11 hits. El mejor por Brasil fue Reginatto, de 4-3, una anotada y una impulsada, mientras que por los colombianos se destacaron Rentería de 4-1, una anotada, y Cabrera de 4-1, una impulsada. Ambos equipos jugaron sin cometer errores defensivos.

Por la noche, el panameño Rubén Tejada despertó al disparar tres imparables y empujar dos carreras para ayudar a la victoria panameña. El torpedero de los Mets de Nueva York se fue en blanco el jueves en cuatro turnos ante los brasileños, con dos ponches.

Abajo 4-0, Nicaragua descontó con una carrera en el sexto y otra en el séptimo, en un episodio en que los panameños se complicaron más de la cuenta.

Con un out y dos en bases, el relevista Manuel Corpas golpeó a un bateador y la casa se llenó. Ofilio Castro sacó roleta que se le escapó al antesalista Angel Chávez y los nicaragüenses se acercaron 4-2, pero Jilton Calderón fue puesto out en home en esa jugada para matar el racimo.

Panamá respiró con la quinta carrera en esa entrada tras hit de Concepción Rodríguez que impulsó a Luis Castillo con dos outs. Rodríguez bateó de 3-3, con una anotada y una impulsada.

Los panameños fabricaron la sexta anotación en el octavo capítulo con imparable de Castillo que impulsó a Tejada. Nicaragua ligó 12 imparables, Panamá nueve.

El relevista Gilberto Mendez (1-0) ganó el partido luego de lanzar dos episodios en los que permitió tres hits y una carrera. El abridor Edgar Ramírez (0-1) cargó con el revés.