Los hermanos Valente y Manuel Valenzuela, veteranos de guerra con orden de deportación suspendida, iniciaron esta semana el inicio de una campaña, respaldada por un ministerio del sur de Colorado, para ayudar a veteranos de guerra hispanos ya deportados a México o aún en Estados Unidos pero con la posibilidad de ser deportados.

"Vamos a iniciar un viaje (en enero de 2013) para iniciar el año dando a conocer muchos temas relacionados con esta odisea. La gente de esta nación debe saber lo que le está pasando a las familias de nuestros hermanos veteranos deportados", dijeron los Valenzuela en un comunicado publicado en su página de una conocida red social.

"Nosotros ya hicimos nuestra parte al servir a este país. Ahora le toda a la gente hacer su parte y donar (para este proyecto)", declararon los Valenzuela.

Valente y su hermano Manuel residen en Colorado Springs. Ambos nacieron en Chihuahua, México, de madre estadounidense y padre mexicano, pero naturalizado estadounidense.

Los Valenzuela vivieron toda su vida en Estados Unidos y se consideraban ciudadanos estadounidenses, hasta que en 2005, al no poder comprobar su presencia legal en el país en respuesta a un trámite rutinario, Manuel recibió orden de deportación. Un año después, Valente recibió una orden similar. En 2012, ambas órdenes fueron postergadas indefinidamente.

En el pasado, los Valenzuela acudieron a los medios de comunicación para contar su historia, se presentaron en uniforme durante más de una visita del presidente Barack Obama a Colorado, le escribieron una carta a la Primera Dama Michelle Obama pidiendo su ayuda, viajaron a Washington D.C. para hablar con congresistas, y presentaron su caso ante políticos y ante académicos.

Ahora, dijeron, quieren dar a conocer la situación de cientos de veteranos hispanos que ya fueron deportados y de los problemas que enfrentan las familias de esos veteranos aquí en Estados Unidos. A la vez, buscan concientizar al público sobre la vida de los veteranos hispanos con orden de deportación.

Para ello, durante enero y febrero de 2013 los Valenzuela viajarán a México y a varios estados del suroeste del país acompañados por dos camarógrafos independientes con la meta de eventualmente difundir un documental sobre los veteranos hispanos deportados o deportables.

A mediados de enero, los Valenzuela estarán en Rosarito, Baja California, México, visitando dos familias de veteranos hispanos deportados. Y luego, desde finales de enero y hasta mediado de febrero recorrerán varias ciudades en California, Arizona, Texas y Nuevo México para entrevistarse con veteranos con orden de deportación y con organizaciones y personas y que ayudan a esos veteranos.

El proyecto cuenta con la ayuda del Ministerio Internacional Point Man, una organización cristiana de Colorado Springs que ayuda a veteranos a reintegrarse a la sociedad. El ministerio servirá como agente fiscal de las donaciones que reciban los Valenzuela.

Las donaciones se pueden hacer en www.PointManColoradoSprings.org.