SEATTLE, Washington - El número de inmigrantes deportados en la región Noroeste del Pacífico porque carecían de permiso para estar en Estados Unidos mantiene una tendencia descendente.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés), informó que poco más de 6.700 inmigrantes fueron deportados desde de los estados de Washington, Oregón y Alaska durante el año fiscal 2012.

La cifra contrasta con los 11.000 de 2008, la más alta en cinco años.

Las estadísticas de 2012 también muestran que por primera vez en cinco años, declinó la cifra de inmigrantes no autorizados con antecedentes penales.

El ICE indicó que más de 4.500 fueron deportados en 2012 en comparación con los casi 5.300 el año anterior.

En los últimos años, el ICE ha considerado una de sus principales tareas la deportación de inmigrantes no autorizados que tengan antecedentes penales.

A nivel nacional, las deportaciones de inmigrantes no autorizados fueron cerca de 410.000, de los cuales casi 70% tenía antecedentes penales.



Advertisement