New England Patriots quarterback Tom Brady, right, congratulates teammate Brandon Lloyd after Loyd’s five-yard touchdown pass from Brady during the
New England Patriots quarterback Tom Brady, right, congratulates teammate Brandon Lloyd after Loyd's five-yard touchdown pass from Brady during the second half of an AFC divisional playoff NFL football game against the Houston Texans in Foxborough, Mass., Sunday, Jan. 13, 2013. (AP Photo/Elise Amendola) (Elise Amendola)

FOXBOROUGH, Massachusetts, EE.UU. (AP) - Tom Brady se convirtió en el quarterback con más victorias en postemporada al lanzar el domingo tres pases de touchdown para que los Patriots de Nueva Inglaterra derrotasen 41-28 a los Texans de Houston en los playoffs de la Conferencia Americana de la NFL.

Con su 17ma victoria, Brady dejó atrás a su ídolo Joe Montana. Brady totalizó 344 yardas mediante pases, mientras que el running back Shane Vereen anotó tres veces, dos veces tras recepciones.

Si Brady puede llevar a los Patriots (13-4) a un triunfo sobre Baltimore (12-6) en la final de conferencia el domingo próximo y luego el Super Bowl, el mariscal de campo igualará a Montana en cuanto a número de campeonatos de la NFL.

Los Patriots y Ravens se medirán por el título de su conferencia por segundo año seguido. Baltimore, que sorprendió al favorito Denver tras dos tiempos extra el sábado, perdió 23-20 en el Gillette Stadium el pasado enero.

Houston (13-5) rindió mucho mejor que en la derrota 42-14 aquí hace un mes. Pero los Texans no pudieron contener a Brady.

Brady no contó con algunos de sus principales colaboradores, pero sí con el usual desempeño sobresaliente de Wes Welker, su receptor favorito en los últimos seis años.

Welker, máximo receptor de la Conferencia Americana con 118 atrapadas esta temporada, lució como si pudiera alcanzar ese total contra una confundida defensa de Houston. Atrapó seis pases en la primera mitad para ganancia de 120 yardas, incluido uno de 47 yardas, y terminó con ocho para 131.


Advertisement

Y los Patriots, campeones de la división Este, obtuvieron más de lo que cualquiera hubiera pronosticado del running back Vereen, quien anotó sus dos primeros touchdowns en una carrera de una yarda y otra de ocho yardas. Selló su mejor actuación como profesional con una recepción sobre el hombro de 33 yardas a inicios del cuarto período.

Fue el 41er pase para anotación de Brady en postemporada, detrás sólo de Brett Favre (44) y, ya saben: Montana (45).

Ese desempeño de Vereen compensó la baja en el primer cuarto del tight end Rob Gronkowski (lesión de brazo) y del corredor Danny Woodhead (lesión de dedo pulgar).

La defensiva de Nueva Inglaterra ayudó al dominio sobre los Texans. La intercepción de Rob Ninkovich en el tercer cuarto detuvo una serie ofensiva, y seis jugadas después, Brady conectó con Brandon Lloyd para una anotación de seis yardas.

Aunque los Texans consiguieron dos anotaciones en el último período con pases de Matt Schaub, su temporada terminó con cuatro derrotas en sus últimos seis juegos. Esa mala racha costó a los campeones del Sur el primer lugar preclasificatorio en los playoffs, obligándolos a viajar a Nueva Inglaterra después de derrotar a Cincinnati en juego de comodines.