Un cambio de última hora a una propuesta de ley que permitiría a inmigrantes indocumentados solicitar licencias de conducir en Colorado sorprendió a un puñado de organizaciones que la apoyaron desde un principio.

El nuevo cambio a la propuesta SB 251 agregaría una restricción en la licencia que diría "no ciudadano".

Según el senador estatal Jessie Ulibarri, la restricción que diría "no ciudadano" no debería crear problemas legales a inmigrantes indocumentados porque el término sería utilizado en todas las licencias de personas de otros países que no son ciudadanos pero residen legalmente.

"La restricción en la licencia deja claro que su uso específico es para manejar y no para otros propósitos", dijo el senador estatal demócrata.

Pero varias organizaciones, entre ellas iglesias y grupos defensores de inmigrantes mostraron sus reservaciones con el término "no ciudadano" en la licencia.

"Yo estaría a favor si fuera igual para todo el mundo", dijo Jeremy Shaver, director ejecutivo de Interfaith Alliance, una organización que aboga por los inmigrantes.

"La preocupación es la discriminación racial. No es exclusivo de esta situación legal, podría haber otros problemas. No queremos crear licencias que podrían separar a las personas (familias)", agregó.

Shaver sostuvo que no estaba al tanto del cambio de última hora y que además no cree que hubiese apoyado la propuesta con este detalle.

El Colorado Immigrant Rights Group revisará las nuevas implicaciones que el cambio traería.


Advertisement

"Es un cambio bien grande", dijo Justin Balas, analista político del grupo.

La Arquidiócesis Católica de Denver también cuestionó la última adición a la propuesta del SB 215, dijo su vocero, el pastor Eliacib Marquez.

Según Cassidee Carlson, vocera del departamento de policía de Aurora, el uso de estas palabras en la licencia no sería distinto al de gente que presenta licencias de conducir extranjeras como identificación.

"La policía local no hace cumplir las leyes de inmigración", dijo Carlson.
Sin embargo, en caso de un arresto, éste implicaría a agentes de ICE, la agencia federal de inmigración y aduanas.

En el condado Mesa, la portavoz Heather Benjamin dijo que no puede hablar sobre litigios pendientes, pero que cada vez que sus agentes tienen dudas o no se puede confirmar la identidad de alguien, se notifica a ICE.

"Tenemos una oficina en Grand Junction, por lo que ellos están allí todos los días", dijo Benjamin.

Las organizaciones que apoyan a los inmigrantes prefieren que no agreguen la restricción "no ciudadano", pero coincidieron que es mejor a no tener una licencia del todo.

"Es un beneficio que no podemos perder", sostuvo Esmeralda Dominguez, una voluntaria de Driver's License for All.

"Sin esta restricción, (SB 215) moriría ya. Eso es lo que escuchamos de los republicamos", dijo Dominguez, quien agregó que han esperado 15 años por una ley así.

Los demócratas controlan las dos cámaras legislativas, por lo que los republicanos por sí sólo no tienen el poder de vetar la propuesta.

Sólo un puñado de estados, como Washington, Nuevo México e Illinois permiten a inmigrantes indocumentados solicitar licencias de conducir.

Utah ofrece a inmigrantes indocumentados una tarjeta especial para manejar que se utiliza sólo para conducir.