RIFLE, Colorado, EE.UU. (AP) - Un restaurante del oeste de Colorado no sólo permite que sus clientes porten abiertamente sus armas, sino que sus propias meseras llevan pistolas cargadas sobre la cintura.

Colorado no es uno de esos estados donde llevar armas en cualquier lugar público es legal, pero en Shooters Grill, en el pueblo rivereño de Rifle, se impulsa a los clientes a mostrar sus armas, reportó el diario The Glenwood Springs Post-Independent (http://bit.ly/1nOVk8R).

En la entrada hay un letrero que dice "Bienvenidas las armas en nuestras instalaciones. Por favor mantengan sus armas enfundadas a menos que surja una necesidad. En esos casos agradecemos su buena y sensata puntería".

La propietaria de Shooters, Lauren Boebert, dijo que ella simplemente permite a sus clientes y empleados ejercer su derecho constitucional a portar armas.

"Lo impulsamos y a los clientes les encanta poder venir aquí y hacer valer sus derechos", dijo Boebert.

Boebert dijo que eligió el nombre del restaurante el año pasado para hacer referencia a su política de armas.

"Lo consulté con mis amigos cristianos y todos dijeron que 'Shooters' sonaba como un bar o un club de desnudistas", dijo Boebert entre risas. "Pero pensé que estamos en Rifle -un pueblo fundado con armas al estilo Viejo Oeste- . Lo llamamos Shooters y comenzamos a poner armas y a Jesús por todo el lugar".

Jennifer Hope, la líder de la rama en Colorado del grupo nacional Moms Demand Action for Gun Sense in America, que se opone al uso indiscriminado de las armas y fue creado tras la masacre en la primaria de Sandy Hook en Connecticut en 2012, dijo que su grupo no apoya portar armas de forma abierta.

"Respetamos la Segunda Enmienda Constitucional (que da el derecho a portar armas), pero no apoyamos a la gente para llevarlas como una demostración pública en lugares como tiendas o restaurantes", manifestó.

El asunto ha cobrado notoriedad después que activistas por el derecho a las armas con fusiles cargados se reunieron en tiendas Target en Texas, Alabama y Carolina del Norte para demostrar su apoyo a las leyes que permiten portarlas abiertamente. El miércoles Target pidió a sus clientes "respetuosamente" que no lleven armas de fuego a sus tiendas, incluso si está permitido por la ley.