A lo largo del invierno Danny Felipe-Morales le hace frente a las temperaturas frígidas para ayudar a los desamparados. Después de un largo día de trabajo en la Universidad de Colorado en Denver, el joven de 27 años lleva cobijas y medias de invierno donadas por la comunidad a varios albergues de la ciudad.

No es extraño verlo conversar con los desamparados afuera del albergue en la calle Lawrence de Denver Rescue Mission. En una reciente visita, Felipe-Morales ofreció una cobija a Wayne Johnson, quien después de perder su trabajo terminó en la calle.

"Ayer tuve que dormir afuera porque no llegué al alberge a tiempo, y las temperaturas estaban bajo cero", explicó Johnson a Felipe-Morales. "Por lo menos ahora tengo una cobija y medias nuevas".

Felipe-Morales inició su campaña de donación de cobijas en el 2008, después de ayudar a un desamparado que mostraba síntomas de hipotermia. El joven le compró comida y un café y lo convenció a que buscara un refugio. Felipe-Morales lo acompañó al alberge de Lawrence Street y es ahí donde notó que el personal no tenía suficientes cobijas para los más de 300 hombres que iban a pasar la noche en camas, bancas y pisos.

"Les dije que iba a hacer lo posible para ayudarlos, regresé a mi trabajo, escribí un correo electrónico a todos mis amigos, y en dos meses colecté 113 cobijas", dijo Felipe- Morales. "Nunca me imaginé que esto iba a convertirse en un evento anual."

Durante su vida, Felipe-Morales ha demostrado un gran espíritu de ayuda hacia personas necesitadas de la comunidad. En su escuela secundaria el joven era consejero de estudiantes. Él ha donado su tiempo para asistir a jóvenes latinos que buscan recursos para ir a la universidad, al igual que para recaudar fondos para organizaciones. Felipe-Morales impulsó la recaudación de miles de dólares para los afectados de los terremotos de Haití y Chile en el 2010.

Danny visita el alberge de Denver Rescue Mission en la calle Lawrence en Denver.
Danny visita el alberge de Denver Rescue Mission en la calle Lawrence en Denver. (Bob Spencer)

Pero la campaña de donación de cobijas es uno de sus proyectos de mayor impacto local. Este invierno el joven ha recolectado 503 cobijas y 140 pares de medias que han sido donados a tres alberges. Denver Rescue Mission necesita cerca de 6.000 cobijas al año para sus diversos programas de asistencia, según su portavoz Greta Walter. Ella señalo que existen más de 11.000 desamparados en el área metropolitana de Denver.

"Danny siente mucho por los indigentes y realmente quiere ayudar", dijo Walker. "Hay muchos en la comunidad que necesitan ayuda, y Danny se dio la asombrosa tarea de crear una campaña para la donación de cobijas. Esperemos que otros vean a Danny como un ejemplo y desarrollen sus propias campañas de recolección".

Felipe-Morales nació y creció en Denver junto a sus hermanos Ricky y Michelle. Su padre, Luís Felipe-Morales, oriundo del Perú, y su madre, Martha, de México, inculcaron a sus hijos valores de caridad, dijo Danny.

En sus viajes a Lima con su familia, Danny dijo que se dio cuenta de la gran necesidad que tiene la gente en países del tercer mundo.

"Cuando tu ves a niños tomando agua de un río sucio, realmente te cambia el punto de vista de tu vida. Nosotros a veces subestimamos lo que tenemos en este país. Pero lo bueno es que aquí podemos ayudar y dar de nuestro tiempo", dijo.

Poco después del catastrófico terremoto en Chile en febrero del 2010 Danny mandó un correo electrónico a Chilenos en Colorado para ver de que manera él podía asistir a recolectar fondos para los damnificados. La familia Felipe-Morales es dueña de seis locales de eventos en Denver, y Danny ofreció uno de ellos para un evento benéfico. 

"Estábamos complicados con el local, y él salió con el ofrecimiento", dijo la presidenta de la organización Pamela Bradford. "Él es una persona muy generosa y aunque no conozca personalmente a quien va a ayudar, él siempre ofrece su apoyo. Sus acciones hablan más que cualquier palabra".

Danny Felipe-Morales, junto a su padre, Luís, y su madre, Martha, festejan su graduación del programa hispano en Metro State College.
Danny Felipe-Morales, junto a su padre, Luís, y su madre, Martha, festejan su graduación del programa hispano en Metro State College. (Cortesía de Danny Felipe-Morales)

El evento benéfico Colorado Ayuda a Chile atrajo a 800 personas y recaudó 16.000 dólares. El dinero fue donado a un fondo general de asistencia en la embajada de Chile en Washington, D.C. La fiesta en marzo de 2010 reunió a la comunidad sudamericana en Denver por una buena causa, un gesto que llenó el corazón del padre de Danny.

"Mi hijo es mi héroe", dijo Luís Felipe-Morales. "Todos en la familia tratamos de estimularlo y ayudarlo, pero a veces es él quien nos inspira ayudar a la gente".

El espíritu de ayuda de Danny fue influenciado también por su abuelo Emilio Felipe-Morales, quien luego de su jubilación como educador en Lima construyó una clínica comunitaria para personas de edad avanzada de bajos recursos. El educador recibió el premio Palmas Magistrales de la mano del ex Presidente del Perú Fernando Belaúnde Terry por su exitosa carrera como superintendente de escuelas en Lima.

El éxito y bondad de su abuelo ha inspirado a Danny durante su vida, dijo. El se graduó de la Metro State College con un título en Informática en el 2006. El trabaja en la secretaria de admisiones de la Universidad de Colorado en Denver como profesional en tecnología. En 2010 la universidad premió su dedicación y liderazgo con el reconocimiento Leader of Excellence Award. 

Felipe-Morales insta a los latinos a dar de su tiempo para mejorar sus comunidades. "Una persona puede marcar una gran diferencia", dijo. "Más allá de ganar dinero, o reconocimiento, o estar en una posición de poder, es importante invertir en el bienestar de nuestro prójimo".

Como Ayudar

Para donar, escriba un correo electrónico a Danny Felipe-Morales a DannyFMorales@gmail.com. También pueden visitar Martha's Golden Palace en la 1755 W. 48th Ave. en Denver, el 27 de febrero del mediodía a las 5 p.m.