A los 38 años Julissa Molina Soto dijo estar en la mejor forma de su vida. Ella trata de comer nutritivamente cada dos horas, hace ejercicio seis veces a la semana y esta en camino de levantar más de 130 libras de peso en pecho.

Ella "vive y respira" la salud porque quiere servir de ejemplo para cientos de inmigrantes latinas que como ella en algún tiempo pusieron su salud a un lado para trabajar y sustentar a su familia.

Hace 12 años, cuando ella llegó de Michoacán, México, a Denver con su esposo su meta era de vivir el sueño americano como ama de casa. Pero eso cambió rápidamente cuando su marido la abandono y la dejo a cargo de sus dos niños pequeños. Ciertas experiencias en el sistema de salud como madre indocumentada forjaron su pasión por mejorar el acceso a programas de salud para todos que sufren por no tener seguro médico. 

"Yo recuerdo correr a la sala de emergencia con mis hijos y durar horas porque hace en esos tiempos no había tanta gente bilingüe, entonces estaba en las salas de emergencia y yo decía 'Algún día yo voy a llegar a ser alguien en el sistema de salud y yo le voy a enseñar a mi gente como es que podemos navegar este sistema'", dijo.

En el 2005 Molina Soto llegó alcanzar esa meta al convertirse en la directora del programa Por Tu Familia de la Asociación Americana de la Diabetes (AAD, en inglés) en Colorado. En el 2009, su equipo asistió a 20.500 personas sobre programas y recursos de salud y ayudaron a 500 de ellas hacer sus primeras citas con clínicas de bajos recursos, señaló Molina Soto. Este año su meta es de asistir a 22.000 personas. El programa esta encargado de la ventanilla de salud en el Consulado General de México en Denver.

Molina Soto cumple un papel importante en la comunidad como líder de un movimiento para mejorar la salud de inmigrantes sin seguro médico. Ella es también una defensora implacable de los derechos de la comunidad hispana inmigrante en el estado. Tanto así, que ha terminado hasta en la cárcel por defender la dignidad de personas como ella.

Molina Soto posando durante una sesión de entrenamiento el 30 de septiembre del 2010.
Molina Soto posando durante una sesión de entrenamiento el 30 de septiembre del 2010. (Evan Semón)

"Julissa demuestra una pasión extraordinaria y un gran compromiso de mejorar el acceso a cuidado de salud para latinos sin recursos o sin seguro médico", señaló Sophie Faust, directora de programas de la fundación Caring for Colorado. "Ella es una modelo a seguir por su pasión de mejorar la salud de personas y animar a que la gente se responsabilice por su propia salud. Ella predica con el ejemplo".

Caring for Colorado otorgó cuatro becas al programa Por Tu Familia del 2006 al 2009 que sumaron 135 mil dólares. Faust señaló que Por Tu Familia es un programa que ha demostrado gran éxito en la comunidad, en parte porque la educación sobre prevención y enfermedades que se ofrece es lingüísticamente y culturalmente apropiada para la comunidad hispanoparlante en Denver.

Julissa Soto entrena durante su sesión de ejercicio en Rude Recreation Center el martes 30 de septiembre.
Julissa Soto entrena durante su sesión de ejercicio en Rude Recreation Center el martes 30 de septiembre. (Evan Semón)

Otras organizaciones como Colorado Health Foundation, Denver Foundation, Office of Health Disparities, El Pomar y Virginia Hills también dan fondos a este programa. Recientemente, Colorado Trust otorgó 75 mil dólares a Por Tu Familia para asistir a registrar a gente al seguro médico Medicaid CHP Plus.
 
"En Colorado hay 1,2 millones de latinos y de esos 752.000 son indocumentados, la mayoría no tienen seguro médico. Tenemos que parar de ignorar a este grupo, tenemos que respetarlos", señaló Molina Soto. "Me sorprende estar en el 2010 y ver que todavía se discrimina al inmigrante en clínicas y hospitales".

El Programa Tu Familia encabezado por Molina Soto trabaja con 41 clínicas, 141 iglesias, seis centros de recreación. Este se enfoca en programas preventivos e informativos acerca de enfermedades cardiovasculares, diabetes y nutrición, dijo Molina Soto quien esta a cargo de 25 promotores y presentadores.

La ventanilla de salud en el Consulado General de México en Denver fue instalado por Molina Soto para servir como un "departamento de servicio social para el inmigrante", una necesidad que ella enfrentó cuando no hablaba el inglés. Dos representantes de AAD ofrecen información a personas sobre clínicas a donde acudir, clases de ejercicio, exámenes médicos gratuitos y programas de salud en español.

Molina Soto quiere ser la voz también de todas las madres inmigrantes que como ella tiend hijos que hacen sacrificios por este país.
Molina Soto quiere ser la voz también de todas las madres inmigrantes que como ella tiend hijos que hacen sacrificios por este país. (Cortesía de Juan Ramírez)

La asociación ofrece clases de ejercicio para prevenir enfermedades, como Latinas en Ruedas, que son clases de ejercicio en bicicleta inmóvil, Latinos en Entrenamiento, programa de ejercicios físicos de resistencia, y Latinos en la Rocas, clase de correr. El programa Salsa, Sabor y Salud ofrece talleres de nutrición en español a niños de 8 a 12 años. La clase ayudado a más de mil niños aprender los beneficios de comer saludablemente, dijo Molina Soto.

Debido a que la mayoría de las personas que Molina Soto ayuda son inmigrantes sin seguro médico, todos los programas se concentran en la prevención. Sin embargo, ella ha visto una gran falta de información acerca de programas preventivos.

"Yo les pregunto, '¿Saben a que me refiero cuando hablo de prevención? Y ellos dicen si, es una enfermedad que usted tiene'. Y les digo, 'No yo no estoy enferma, cuando hablo de programas preventivos hablo de como evadir las enfermedades haciendo ejercicio, como nutrirte para que no te enfermes. Una vez que estas en el hospital eso no es prevención'", dijo.

Para Molina Soto la lucha contra la diabetes se ha convertido "en algo personal". Su hermano, José Alfredo Soto, murió de un coma diabético en México a sus 39 años. Ella piensa que si él hubiera tenido información de programas preventivos y como mantener en control su diabetes tipo 2, tal vez no hubiera sufrido el coma que terminó con su vida.

Molina Soto tiene la meta no solo de cambiar la actitud de latinos hacia el ejercicio y la nutrición pero también cambiar la imagen que los estadounidenses tienen de los inmigrantes. Ella asiste a foros de inmigración y de salud frecuentemente donde despeja algunos mitos sobre los inmigrantes.

"Yo quiero cambiar muchas de las cosas al respecto de cómo ven al inmigrante, siempre es el pobre que no tiene seguro médico, el que no habla inglés. Ya basta eso, porque yo era una indocumentada y sigo siendo una inmigrante y he hecho lo que el americano me ha dicho, yo hablo inglés, soy una mujer con educación, pero sigo siendo inmigrante indocumentada en la opinión de muchos. ¿Que más quieren?" comentó.

Como directora de un programa que asiste a inmigrantes, Molina Soto es blanco de criticas y hasta amenazas por pare de grupos anti-inmigrantes, dijo. Ella trata de mitigar los ataques con humor y promoviendo la organización para la cual trabaja.

"Me mandan e-mails, me llaman a mi teléfono con amenazas, que yo ayudo al inmigrante, que me van a sacar de este país", dijo. "Me dicen que soy una 'dirty mexican', una mexicana sucia, y yo les digo 'pues ustedes no me conocen porque yo soy una mujer con estilo y sucia nunca me verán, tal vez en la clase de bootcamp'. Ellos saben que soy una mujer con agallas y no me voy a dejar".

Esta activista ha pagado caro por defender a su comunidad. En el 2004 ella fue arrestada después de un altercado con la activista anti-inmigrante Terry Graham, durante un foro de inmigración en North High School. Molina Soto señaló que Graham la agarro del cuello y la insulto y ella decidió defenderse con golpes.

Molina Soto terminó perdiendo su trabajo asistiendo a latinos con Alzheimers y personas con hepatitis C. Ella enfrentó un juicio criminal por casi un año que culminó en la absolución de todos los cargos contra ella. El incidente puso a riesgo su residencia permanente. Sus adversarios continúan atacándola en blogs en la Internet.
Rich McLean, voluntario de la iglesia St. Therese y Aurora Health Task Force, quien ha participado de varios foros con Molina Soto, señaló que ella es la candidata perfecta para informar a la comunidad de habla inglés de la verdadera realidad que los inmigrantes enfrentan y sus contribuciones a la sociedad. El dijo que personas como el solo escuchan a extremistas en programas de radio que presentan a los inmigrantes como intrusos y hasta criminales.

"La falta de información que se presenta sobre los inmigrantes es impresionante. Todo lo que nosotros escuchamos es que los inmigrantes no pagan impuestos, que demandan servicios, que no quieren ser ciudadanos, que no quieren hablar inglés. Todo esto demuestra una falta de conocimiento y buena voluntad hacia una parte significante de nuestra población", dijo, "porque no tener alguien con la energía y pasión de Julissa informando a la gente en los medios de comunicación en inglés".

Molina Soto esta interesada en tener su propio programa de radio donde pueda hablar de temas concernientes a la salud e inmigración. De igual manera, después de obtener su ciudadanía, ella podría postularse para un puesto político en Colorado, dijo.

Por ahora, ella esta enfocada en continuar su trabajo con AAD y ver a su hijo Juan Ramírez de 19 años, regresar sano y salvo de su asignación en Alemania con las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos.

Ella señaló que durante su vida la gente solo se ha fijado en su pasado como indocumentada y nunca nadie le ha dado el reconocimiento como madre inmigrante de un soldado estadounidense. Molina Soto quiere ser la voz también de todas esas madres inmigrantes que como ella tienen hijos que hacen sacrificios por este país.

"Cuando yo les entregué a mi hijo, le dije al sargento, 'Te llevas mi corazón, te llevas mi vida, te llevas todo por lo que he luchado. Pero ojalá el pueda crecer con ustedes y valga la pena esta lucha por un país mejor que es lo que estoy tratando de hacer yo, educar al inmigrante para tener un país mejor", dijo.