La mayoría de los pastores protestantes de Estados Unidos afirma que las denominaciones a las que ellos pertenecen desaparecerán o perderán importancia en los próximos diez años, según un reciente estudio realizado por LifeWay Research. Los dirigentes religiosos latinos de Colorado coinciden con esa apreciación.

"Las denominaciones ya están perdiendo mucha de su influencia. Por eso tienen que cerrar congregaciones, fusionar seminarios, reducir personal y vender sus editoriales. Y por eso las denominaciones se están uniendo unas contra otras", opinó el Rev. Stan Perea, director ejecutivo de la Asociación para la Educación Teológica Hispana (AETH), con sede en Aurora.

AETH agrupa a cientos de pastores, líderes e instituciones religiosas de Estados Unidos, Canadá, Puerto Rico y América Latina.

"Como las congregaciones locales tienen cada vez menos miembros, ya no existen los recursos para mantener una estructura administrativa denominacional. Por eso, muchas denominaciones ya no publican sus propias revistas o lo hacen de manera reducida", sostuvo Perea.

En marzo del 2010, LifeWay Research entrevistó a 900 pastores protestantes de todo el país, enfocándose, por razones obvias, en aquellos pastores que pertenecen a denominaciones, como bautistas, pentecostales, Asambleas de Dios, nazarenos, episcopales, y otros grupos similares. Los resultados de ese sondeo se distribuyeron a principios de este mes.

Según la encuesta, un 76 por ciento de los pastores cree a nivel personal que es importante ser parte de una denominación y un 77 por ciento afirma que es importante que su congregación sea parte de una denominación. Sin embargo, un 62 por ciento de esos mismos pastores considera que la importancia de las denominaciones disminuirá en la próxima década.

"Muchos se sorprendieron por la fuerte respuesta a favor de la conexión de las congregaciones con las denominaciones, pero también se sintieron perplejos por el futuro de las denominaciones es mucho menos optimista", comentó en declaraciones preparadas Ed Stetzer, vicepresidente de investigación y de desarrollo ministerial de LifeWay Christian Resources.

La encuesta encontró que un 62 por ciento de los pastores con una sólida formación académica (por lo menos una maestría) consideran que es importante estar afiliado con una denominación, mientras que sólo el 44 de los pastores con un bachillerato universitario o menos compartieron esa opinión.

Además, la gran mayoría (71 por ciento) de los pastores mayores de 65 años "firmemente creen" que es necesario pertenecer a una denominación, contra menos de la mitad (48 por ciento) de los pastores menores de 44 años con esa postura.

Y mientras que un 72 por ciento de los pastores de iglesias con más de 250 miembros que las denominaciones disminuirán en los próximos diez años, sólo el 53 por ciento de los pastores de iglesias pequeñas (menos de 50 miembros) coincidió con esa aseveración.

"Las denominaciones pierden terreno y tienden a desaparecer. Hoy en día ya no son tan grandes, ni su influencia tan pronunciada, ni sus diferencias tan marcadas", aseveró Carlos López, pastor bautista a cargo del Ministerio Internacional En-Hacore en Denver.

"Las iglesias y los pastores se dieron cuenta que estar bajo una denominación limita a la iglesia, pero no la ayuda, y que las denominaciones segregan y no dan libertad de movimiento. En definitiva, las denominaciones son creaciones humanas y en ese sentido inútiles para alcanzar la salvación", declaró López.

"Irónicamente, el valor futuro de las denominaciones depende por lo menos en parte precisamente de los pastores que predicen que declinará la influencia de esas denominaciones. Esto representa un desafío para los líderes denominacionales", dijo Stetzer.

Según The Pew Forum on Religion and Public Life, cerca de 82 millones de personas, o el 51,3 por ciento de los adultos de Estados Unidos son protestantes. Entre los protestantes, las denominaciones más grandes son (en orden) los bautistas, metodistas, luteranos, presbiterianos, pentecostales, anglicanos, Iglesia de Cristo y Asambleas de Dios.

Además, según la Encyclopedia of American Religions (edición del 2001, con proyecciones hasta el 2025), en Estados Unidos existen 33.820 denominaciones cristianas.

"La única razón por la que existen tantas denominaciones y por la que esas denominaciones continuarán es por el plan de jubilación y los programas de seguros que tienen para sus pastores", expresó Perea.

"En muchos aspectos es más saludable para las denominaciones operar sin la costosa burocracia de las denominaciones", concluyó.