Related Stories

Recientemente he recibido preguntas sobre los programas sociales que realiza el Gobierno de México para mejorar las condiciones de vida de sus ciudadanos. El mejor ejemplo para  ilustrarlo es el Programa Oportunidades, el cual es un esfuerzo del gobierno para generar el desarrollo de la población en pobreza extrema. Para lograrlo, brinda apoyos en educación, salud, nutrición e ingreso.

Es un programa interinstitucional en el que participan la Secretaría de Educación Pública, la Secretaría de Salud, el Instituto Mexicano del Seguro Social, la Secretaría de Desarrollo Social, y los gobiernos estatales y municipales.

La población objetivo del Programa Oportunidades son los hogares en condición de pobreza alimentaria, es decir quienes no alcanzan a pagar tres alimentos al día, así como aquellos que su ingreso no les permite acceder a educación, nutrición y salud.

Se cuenta con un estricto sistema de selección de beneficiarios basado en las características socioeconómicas del hogar, que permite darles los recursos a las familias que realmente lo necesitan.

Con un presupuesto de más de 73 mil millones de pesos, los programas federales Oportunidades y de Apoyo Alimentario (PAL) entregan transferencias en efectivo a uno de cada tres mexicanos que viven en condiciones de pobreza.

Oportunidades tiene diferentes prioridades como fortalecer la posición de las mujeres en la familia y dentro de la comunidad. Por eso, son las madres de familia las titulares del programa y quienes reciben los recursos. A partir del primero de secundaria, el monto de las becas escolares es mayor para las mujeres, dado que es una edad común en la que las mujeres dejan de estudiar. En el cuidado de la salud, las mujeres embarazadas reciben una atención especial, con consultas para cuidar el desarrollo del embarazo, la salud de la madre y prevenir partos con riesgo.

Todas las niñas y niños menores de dos años, así como aquellos que presenten algún grado de desnutrición entre 24 y 59 meses de edad, reciben periodicamente un complemento alimenticio, que contiene el 100 por ciento de los nutrientes clave para un crecimiento y desarrollo saludable.

Los apoyos monetarios se entregan de manera directa a las familias, sin la intermediación de funcionarios, autoridades o líderes, por medio de instituciones liquidadoras, garantizando la transparencia en su distribución.

Los resultados de evaluaciones externas revelan que en casi 10 años de operación del programa, alumnos de familias atendidas por Oportunidades superan los niveles escolares de aquellos que nunca han recibido los beneficios del programa. Estos estudios de evaluación también muestran resultados importantes en la inscripción y la terminación de la educación secundaria, lo mismo que en las pruebas de rendimiento académico.

El programa opera en México aproximadamente en 100 mil localidades, en los municipios de mayor marginación, en áreas rurales y urbanas.

Oportunidades beneficia a 5.8 millones de hogares a través de apoyos en salud, educación y nutrición, mientras que el PAL atiende a cerca de 700 mil familias.

Contempla beneficios como becas para niños y jóvenes, apoyo monetario a familias con niños, apoyo para útiles escolares, entrega de suplementos alimenticios para niños menores de 2 años y mujeres embarazadas, paquetes de servicios médicos, además de apoyo adicional para adultos mayores.