Una empresa apodada como "El Walmart de la yerba" está echando raíces en la capital de Estados Unidos y generando debates sobre la marihuana, sea usada con fines medicinales u otros.

A sólo unos cuantos kilómetros de la Casa Blanca, la compañía que abastece abiertamente a los productores de marihuana de uso médico abre su primera sucursal en la Costa Este. La inauguración de la tienda WeGrow en Washington coincide el viernes con la primera medida concreta en la aplicación de una ley de la ciudad que permite a la población con ciertos problemas médicos comprar marihuana.

WeGrow no es diferente a una tradicional tienda minorista, con estantes altos que muestran fertilizantes y vitaminas para plantas, así como sistemas de ventilación e iluminación. Junto con los productos de jardinería, ofrece cursos, libros y revistas sobre el cultivo de marihuana medicinal.

"Entre más empiecen los negocios a romper viejos esquemas al mostrar que esto es un negocio legítimo, más vamos a poder ir cambiando el parecer de las personas", dijo el fundador de WeGrow, Dhar Mann.

Aunque la legislación federal proscribe el cultivo, venta o uso de la marihuana, 16 estados y el Distrito de Columbia -la capital nacional- han legalizado su consumo medicinal para tratar una amplia gama de males que van desde la ansiedad y el dolor de espalda hasta las secuelas del sida y el cáncer. Catorce estados también tienen leyes que despenalizan de alguna manera la marihuana, al retirar o reducir las penas por posesión.

Una encuesta de Gallup mostró el año pasado que una cifra récord de 50% de estadounidenses dijo que la marihuana debe ser legalizada y el 70% avaló el uso médico de esa droga.


Advertisement

Ante los impedimentos legales que persisten sobre los dispensarios de marihuana, algunos consumidores de esa droga con fines medicinales podrían cultivarla, lo cual permite que empresas como WeGrow, con sede en California, abra establecimientos en varias partes del país.

WeGrow no vende marihuana ni semillas. Sin embargo, ofrece abiertamente sus productos y servicios para las personas que cultiven sus propias plantas, sea para uso personal o venta en dispensarios.