Luego de mucho esfuerzo Lesley Del Río acabó la preparatoria a escasos meses de su cumpleaños número 21.

"A los 18 años conseguí un empleo de tiempo completo que no requería un título y como tantos de mis amigos empecé a interesarme más por ganar dinero que por estudiar", relata Del Río.

Ella recuerda cómo fue apartándose de las aulas para dedicar más horas a su puesto de trabajo. "Nadie en mi familia me instó a continuar estudiando y de la escuela nadie llamó para preguntar por mis ausencias", cuenta.

"Poco a poco me fui retrasando con tareas y créditos hasta que creí imposible ponerme al día," señala.

 Pero todo cambió cuando descubrió estar embarazada de su hijo Leonardo.

"Una mañana de náuseas bastó para que me despidieran", comenta.

 En el 2012, más de 2.000 nacimientos en el área metropolitana de Denver durante correspondieron a adolescentes menores de 19 años, en su mayoría hispanas, sostiene Suzanne Banning, directora ejecutiva de Florence Crittenton Services.

"La razón principal de deserción escolar entre las adolescentes es un embarazo, puesto que para muchas el cuidado del niño recae sobre sí mismas", agrega Banning.

Del Río estuvo a punto de truncar sus posibilidades de una carrera universitaria y mejores oportunidades de empleo. Una tía suya le habló de la escuela preparatoria Florence Crittenton para madres adolescentes y jóvenes embarazadas y decidió regresar.


Advertisement

"Yo tenía que convertirme en un modelo para Leonardo, alguien a quien él respete y admire" sostiene.

Florence Crittenton Services ofrece educación preparatoria, un centro materno-infantil para los bebés y ayuda especializada para las adolescentes y sus familiares.

El objetivo es que cada una de las jóvenes madres termine la preparatoria lista para avanzar hacia una carrera, profesión o un plan de estudios superiores, mientras que sus hijos crecen y se preparan para el prescolar, explica Banning.

En asociación con las Escuelas Públicas de Denver, Florence Crittenton Services es el único organismo público-privado que ofrece preparación académica y recursos especializados para la joven madre y su bebé. Es, por consiguiente, una segunda oportunidad para muchas.

"Mi familia se asombra del cambio rotundo que di al volver a la escuela y graduarme", señala Del Río, ahora convertida en asesora juvenil para el Departamento de Salud Pública y el Ambiente de Colorado y estudiante del Community College of Denver.

"Florence Crittenton me brindó el apoyo que necesité para darle un vuelco a mi vida y forjarme un futuro, para mí y para mi hijo", concluye.

Victoria Gómez-Betancourt es directora de estrategia comunicacional de Florence Crittenton Services y freelancer de Viva Colorado


Florence Crittenton Services
96 South Zuni Street Denver, CO 80223 | 303.733.7686 | flocritco.org
Emplea a 54 personas de tiempo complete y cuatro de medio tiempo.
Todos los programas y servicios son gratis.
En el 2013 la entidad ayudó a más de 200 jovencitas y 121 bebés.