NUEVA YORK—Carmelo Anthony anotó 30 puntos y consiguió 10 rebotes para que los Knicks le dieran a los sufridos neoyorquinos algo que celebrar el viernes con una gran victoria de 104-84 sobre el Heat de Miami en su arranque de temporada retrasado por la tormenta Sandy.

En el primer encuentro deportivo en Nueva York desde el paso de Sandy, los Knicks dominaron un partido que muchos jugadores del Heat no estaban seguros si debía jugarse con la ciudad aún tan devastada.

Pero los Knicks esperaban ofrecer una distracción aunque fuera por unas horas, y a los fanáticos que pudieron ver el partido seguramente les encantó lo que observaron de un equipo que en la campaña pasada apenas pudo competir con Miami.

Steve Novak añadió 17 puntos tras salir de la banca y Raymond Felton sumó 14 y nueve asistencias al comenzar su segunda estadía con los Knicks.

LeBron James convirtió 23 puntos para el Heat, que el martes abrió su temporada de manera muy impresionante con un triunfo sobre Boston pero que el viernes no pudo asentarse en la cancha. Dwyane Wade, quien pensaba que el encuentro debía aplazarse, finalizó con 15 unidades, mientras que Chris Bosh tuvo 12 puntos y 11 tableros.

El Heat derrotó a los Knicks en cinco partidos durante la primera ronda de la temporada anterior, y al menos por una noche Nueva York parece haber disminuido su diferencia con el juego de los campeones.

Pero el centro de atención en este partido tuvo poco que ver con el basquetbol.

Hasta los jugadores de los Knicks no estaban seguros de qué clase de público esperar en el partido debido a que muchos neoyorquinos están en malas condiciones y quizá incapaces de viajar por el entorpecimiento en el sistema de transporte en la ciudad.

Pero el Madison Square Garden estuvo abarrotado y animado mucho antes del comienzo. Los espectadores se entusiasmaron más cuando Rasheed Wallace, que no ha jugado en las últimas dos campañas, apareció unos tres minutos antes del final del encuentro.

Anthony tomó el micrófono antes del partido y agradeció a los aficionados por salir de sus casas, diciéndoles que éste era el "momento más importante para que la ciudad de Nueva York se una y para reconstruir la ciudad". Luego hubo un momento de silencio por las víctimas del desastre.

———

Brian Mahoney está en Twitter como: http://www.twitter.com/Briancmahoney