LOS ANGELES—Chris Paul sumó 18 puntos y 15 asistencias, Jamal Crawford anotó 21 unidades y los Clippers de Los Angeles doblegaron el viernes 105-95 a los Lakers de Los Angeles para sumir a sus co-inquilinos de la arena Staples Center a un arranque de 0-3 en la campaña.

Kobe Bryant encestó 40 puntos y Dwight Howard consiguió 13 tantos y ocho rebotes en medio de constantes problemas por faltas para los Lakers, que llevan foja de 0-3 por primera vez desde 1978 y apenas por cuarta ocasión en la historia de la franquicia. Después de perder sus ocho encuentros de la pretemporada suman tres reveses en cuatro días.

Steve Nash se quedó en la banca de los Lakers debido a un magullón en la pierna izquierda.

Blake Griffin anotó 15 puntos hasta que salió por acumulación de faltas, mientras que Caron Butler metió 14 unidades por los Clippers, que tomaron distancia en el marcador en la segunda mitad.

Los Clippers rompieron una racha de nueve derrotas seguidas como "visitantes" contra los Lakers que se remonta al 12 de abril de 2007.

Mientras los Clippers celebraban, los aficionados presentes —favorables a los Lakers— respondieron indignados al nuevo tropiezo con gritos que rompieron el silencio y en su mayor parte fueron críticas irreverentes al entrenador Mike Brown y a su nueva ofensiva basada en ex jugadores de Princeton.

Los Clippers tomaron el control en el tercer cuarto con una ofensiva de 18-5 —incluidos nueve puntos de Griffin— para adquirir una ventaja de 82-67 en el último período. Los Lakers descontaron a 91-83 cuando le quedaban cinco minutos al partido, pero Crawford y Matt Barnes mantuvieron a los Clippers adelante con canastas estupendas.

Bryant se erigió en el líder histórico de robos de los Lakers cuando llegó a 1.725 en el tercer cuarto para superar al "Magic" Johnson. Pero la defensiva de los Lakers fue prácticamente ineficaz ante Paul, y los Clippers obligaron a sus rivales a perder 20 balones.

Los Lakers han tenido poco respiro desde que comenzaron la pretemporada con Howard todavía recuperándose de una cirugía de espalda en el receso entre campañas. La ausencia de Nash es el nuevo escollo después de que se lesionó al chocar con el novato Damian Lillard en la primera mitad del partido que perdieron el miércoles en Portland.