PARIS—David Ferrer venció a Jerzy Janowicz 6-4, 6-3 para ganar el domingo el Masters de París por primera vez en su carrera y coronar una temporada fructífera con siete títulos.

El español, cuarto clasificado, había perdido sus tres anteriores finales del Masters —dos veces ante Rafael Nadal y una ante Andy Murray—, pero esta vez no tuvo frente a sí un ganador de torneos de Grand Slam y nunca pareció en peligro, aunque perdió su saque al principio del segundo set.

Ferrer se tiró al piso y se sostuvo la cabeza con las manos después de asegurarse la victoria cuando Janowicz remató afuera con un revés de ambas manos. Los siete títulos de Ferrer en esta temporada superan por uno a los de Roger Federer, quien no defendió su título en París.

"Yo estaba muy nervioso porque era mi primera oportunidad de ganar un Masters, pero de algún modo supe que me había tocado el turno", afirmó Ferrer. "Para mí es un sueño ganar aquí. Si gané es porque tengo un gran equipo".

Janowicz, que ocupa el puesto 69 en el escalafón del mundo, tuvo un desempeño notable para llegar a la final ya que eliminó consecutivamente a cinco rivales que están entre los 20 mejores tenistas en el ránking. Pero esta vez su poderoso servicio no le alcanzó.

"Solo dormí cuatro horas anoche. Pero no soy una máquina y estoy orgulloso", comentó el polaco. "Esta ha sido una semana increíble. Quiero agradecer a mi familia, mis simpatizantes y todos los que me apoyan en mi país".

Janowicz, que hasta ahora solamente había llegado a cuartos de finales, el mes pasado en Moscú, presumiblemente subirá al puesto 26 en el escalafón. Aquí jugó su primera final.