El hondureño Víctor Bernárdez anotó al cobrar un tiro libre en los descuentos para que los Earthquakes de San José vencieran el domingo 1-0 al Galaxy de Los Angeles en el partido de ida de su serie semifinal de la Conferencia Oeste de la MLS.

El defensor envió el balón a través de la barrera del Galaxy y el arquero Josh Saunders lo detuvo un poco, pero no pudo evitar que se convirtiera en gol.

El partido de vuelta se disputará el miércoles en Santa Clara y el ganador de la serie avanzará a un duelo frente a los Sounders de Seattle o el Real Salt Lake por un boleto a la final de la liga estadounidense, la cual se llevará a cabo el 1 de diciembre.

"Es medio tiempo", dijo el técnico del San José, Frank Yallop, cuyo equipo remontó dos veces déficits de dos goles para vencer a Los Angeles y superó dos desventajas hasta empatar 2-2 hace dos semanas en los duelos de la campaña regular entre los rivales. "Fue un partido parejo... Vamos uno arriba, pero 90 minutos de fútbol (en el encuentro de vuelta) es un tiempo muy, muy largo".

"Nos van a atacar con todo para intentar empatar y obviamente tratar de seguir adelante y ganar. Lo sabemos", agregó.

Bernárdez —que cobró otro tiro libre al principio de la segunda mitad, atajado por Saunders— cobró el último después de que el brasileño Marcelo Sarvas cometió una falta sobre Simon Dawkins, decisión arbitral disputada por el Galaxy. Su tiro rasante se filtró por la barrera y Saunders detuvo el balón, pero no pudo impedir que rodara hacia la red.

"Creo que nuestro equipo jugó bien esta noche", dijo Bruce Arena, entrenador del Galaxy. "Es obvio que no redondeamos las jugadas técnicamente dentro y en los alrededores del área. Nos costó el juego. Seguro que estuvimos en posición de obtener un gol o dos esta noche. Fallamos al ejecutar el último pase o tiro".

Horas antes, Adam Moffat y Will Bruin anotaron por Houston para darle al Dynamo una victoria de 2-0 sobre el Sporting de Kansas City en el partido de ida de las semifinales de la Conferencia Este.

Pero ambos equipos reconocen que no todo ha finalizado, pues el encuentro de vuelta se disputará el miércoles en Kansas City.

"No ha terminado", dijo el técnico del Dynamo, Dominic Kinnear. "Lo sabemos. Si vamos a Kansas City pensando que un 2-0 nos va a llevar a la cima y se sostendrá por sí solo, entonces nuestro enfoque hacia el partido es equivocado, y no les permitiré (a los jugadores) que hagan eso".

Peter Vermes, entrenador de Kansas City, consideró que esa desventaja no es desastrosa para ellos.

"Sería mejor si fuera 0-0 ó 2-0 a nuestro favor, ¿no es así?", dijo Vermes. "Yo no usaría esa palabra (desastroso). Hay muchos equipos que se han recuperado de esto".

Moffat puso al Dynamo —quinto preclasificado de la Conferencia Este— adelante 1-0 a los 18 minutos, al rematar un balón que recibió en un rebote tras un remate de cabeza de Bruin.

"Obviamente que el resultado es fantástico", afirmó Moffat. "Obtener esa victoria es bueno para la confianza en nosotros mismos. Estamos encantados, pero sabemos que aún nos falta la mitad".

Bruin amplió la ventaja de Houston a 2-0 a los 75 minutos tras recibir un pase de Calen Carr a la mitad del área y enviarlo a la esquina superior derecha del arco.

C.J. Sapong no logró empatar el encuentro a los 34 al disparar desde la izquierda, pues el portero Tally Hall de Houston se arrojó para atajar el esférico.

"El hecho de que ellos lograran el primer gol a los 20 minutos cambió el partido un poco", dijo Vermes. "Creo que hicieron muy buen trabajo en la primera mitad cada vez que teníamos el balón, ya sea marcándonos y ganando la pelota, o nos cometían falta y rompían muy rápido el ritmo del juego... Ahora nos estamos preparando para el partido de vuelta".

Bruin anotó dos veces en la victoria de Houston por 2-1 sobre Chicago el miércoles en un duelo entre los dos equipos sembrados más abajo en la Conferencia Este, y el Dynamo avanzó para enfrentar a Kansas City, el primer preclasificado de dicha conferencia. Houston derrotó 2-0 a Kansas City el año pasado en la final de la Conferencia Este y avanzó a la Copa de la MLS.