LONDRES—En su debut en la Copa Masters, Novak Djokovic no tuvo miedo alguno de arriesgar el físico y lanzarse en la cancha.

El serbio y número uno mundial cayó mal en la superficie dura de la O2 Arena, pero eso no le impidió vencer 7-6 (4), 6-3 al francés Jo-Wilfried Tsonga y servir la mesa para un duelo el miércoles contra Andy Murray.

A primera hora, el británico Murray abrió la actividad del Grupo A con una victoria 3-6, 6-3, 6-4 sobre el checo Tomas Berdych.

Djokovic llegó a la cita de Londres, el último torneo del circuito este año, tras despedirse en la segunda ronda del Masters de París la semana pasada.

Pese a que se declaró exhausto tras esa derrota, el campeón del Abierto de Australia no mostró señales de fatiga ante Tsonga con un juego agresivo en el que varias veces se tiró para alcanzar pelotas.

"Eras pelotas fuera de mi alcance, así que arriesgé tirándome", dijo Djokovic. "No soy de zambullierme mucho. Tampoco voy tanto a la red".

A Djokovic le costó imponer su juego ante Tsonga, quien dispuso de tres oportunidades de quiebre en el primer set y no supo capitalizar ninguna.

Tras ganar el desempate de la primera manga, el serbio le rompió el saque a Tsonga en el primer game del segundo parcial, y de nuevo en el último game.

"Para ser honesto, él jugó mejor en el primer set", dijo Djokovic, quien quebró dos veces el servicio de Tsonga en el segundo parcial. "Fue bastante importante ganar el primer set. Me pude relajar un poco más, pude asentarme en la cancha, jugué más agresivo y al final fue una victoria en sets corridos".

El próximo partido no será tan sencillo.

Djokovic y Murray han disputado varios duelos épicos entre ambos este año, incluyendo la victoria de Murray en cinco sets en la final del Abierto de Estados Unidos.

"Cuando me toca jugar con Andy, necesito estar preparado para peloteos largos y un partido que te exige mucho en lo físico", dijo Djokovic. "Tengo un día libre para recuperarme y estar listo para el siguiente desafío".

A su vez, Murray, tercero del escalafón de la ATP, ganó su primer partido en Gran Bretaña desde que se adjudicó su primer título de Grand Slam.

Luego de caer en la final de Wimbledon, Murray obtuvo la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres y posteriormente superó a Djokovic en la final del US Open para llevarse su primer título de una de las cuatro grandes citas.

El lunes, Murray desperdició 10 oportunidades de quiebre antes de tomar finalmente ventaja de 3-1 en el segundo set.

Berdych entonces se fue desviado con una volea y Murray finalmente tuvo el chance que necesitaba para ganar el segundo set cuando un disparo de su oponente checo se fue largo, poniendo el 3-1.

"Desafortunadamente, hubo detalles pequeños que decidieron el match", dijo Berdych, que había desperdiciado tres puntos de quiebre en el game previo. "Golpeé la volea y quedó un poquito afuera. Y quién sabe, podría haber tenido un break temprano en 2-1 tras ganar el primer set".

En el tercer set, Murray aprovechó la única bola de quiebre que dispuso para irse adelante 2-1, y a partir de ahí solamente cedió tres puntos en su saque.

"En los partidos bajo techo—y nosotros dos sirviendo muy bien, sin perder muchos puntos en nuestro primer saque—se deciden por un par de puntos aquí y allá", dijo Murray.

El Grupo B, en el que se encuentran Roger Federer y el argentino Juan Martín Del Potro, inicia sus partidos el martes en la O2 Arena.

La Copa Masters reúne a los ocho mejores tenistas y pone fin a la temporada. El gran ausente es el español Rafael Nadal, cuarto del mundo, debido a una lesión.