BARCEONA, España—El Betis consiguió el lunes una victoria 4-2 como visitante ante el Getafe y se colocó entre los cuatro primeros de la liga española de fútbol.

Al cierre de la décima fecha, el equipo andaluz amplió a cuatro partidos su racha invicta en el campeonato y, con su tercera victoria fuera de casa, sumó 19 puntos para arrebatar la cuarta plaza al Málaga, ahora quinto. El cuarto sitio da opción a jugar la próxima edición de la Liga de Campeones

Tantos de Jorge Molina a los 59 minutos, Beñat Etxeberría (74), Rubén Castro (76) y Salva Sevilla en los descuentos sentenciaron a un Getafe que llegó a nivelar por vía de Diego Castro (68) y recortar gracias a Pedro León (90), pero que se deslizó al décimo lugar de la clasificación con su segundo revés consecutivo de local.

Tras los resultados del fin de semana, el Barcelona lidera la tabla de posiciones con 28 puntos, tres más que el Atlético de Madrid y ocho de ventaja respecto al campeón Real Madrid, tercer clasificado.

León inició las hostilidades locales con un potente derechazo que Adrián San Miguel envió a tiro de esquina, el primero de los cinco que forzó el Getafe a su favor en el primer cuarto de hora.

El equipo azulón fue tomando poco a poco el mando del partido con acciones verticales y veloces, sobre todo por la banda derecha.

Al Betis, demasiado atrasado en la primera mitad, le costaba conectar con su delantera y, al inicio de la segunda, el Getafe insistió por la izquierda con sendos disparos de León y Castro.

Inconforme con el juego de su equipo, Pepe Mel movió ficha dando entrada a Molina y el máximo goleador verdiblanco dio la razón a su entrenador marcando prácticamente en su primera acción, cuando empujó a la red un servicio de Castro, que previamente había sido habilitado por un excelente balón profundo de Sevilla.

Luis García no quiso ser menos en el banquillo local y sustituyó a Vázquez por Paco Alcázer, quien también resultó determinante bajando un pelotazo para Castro, astuto definidor del 1-1.

Pero la genialidad del partido correspondió a Etxeberría, quien marcó un golazo en un tiro libre esquinado, colocando el balón en el rincón izquierdo de Miguel Moyá.

Con el Getafe volcado nuevamente en busca del empate, el Betis aprovechó los espacios y pareció sentenciar el choque con el tercero de Castro tras un contragolpe.

El tanto de León en el último minuto le puso emoción al choque, pero el Betis se defendió con éxito en los descuentos y mató definitivamente el partido con el gol de Sevilla.