LONDRES—En la que se está convirtiendo en la rivalidad más vibrante del tenis, Novak Djokovic y Andy Murray se enfrascaron el miércoles en otra batalla que precisó de tres extenuantes sets en la Copa Masters.

Ventaja, Djokovic.

El serbio Djokovic quebró el saque del británico Murray en el momento más oportuno, al final del tercer set, para vencerlo 4-6, 6-3, 7-5.

Djokovic y Murray ofrecieron un reñido encuentro. Para decepción del público en la O2 Arena, Murray sucumbió.

"Otro gran partido, otra gran exhibición de nuestra parte", dijo Djokovic, quien conoce a Murray desde que tenían 11 años. "Es lo mínimo que se puede esperar, un partido reñido que se define en el último aliento y este se decidió en el último punto".

Pese a la victoria, Djokovic aún no se ha clasificado a las semifinales del torneo que reúne a los ocho mejores tenistas del mundo. El checo Tomas Berdych derrotó 7-5, 3-6, 6-1 al francés Jo-Wilfried Tsonga en el otro partido del Grupo B, con lo que los cuatro siguen con vida.

El viernes, Djokovic se medirá con Berdych y Murray lo hará con Tsonga.

Djokovic tiene una foja de 4-3 ante Murray en 2012. Su mayor triunfo llegó en un duelo de cinco sets, en las semifinales del Abierto de Australia.

Pero Murray había ganado dos de los tres duelos anteriores, incluyendo las semifinales de los Juegos Olímpicos y la final del US Open, otro encuentro dirimido en cinco sets.

En la totalidad de partidos entre ambos tenistas, Djokovic tiene una ventaja de 10-7.

"Creo que cada uno de nosotros descifra muy bien la forma en que juega el otro, especialmente este año, en que nos hemos enfrentado en muchas ocasiones", dijo Murray, que superó a Djokovic para ganar el US Open, su primer título en un torneo del Grand Slam. "Pero lo único que puedo decir es que en este año, probablemente ambos hemos mejorado, y por eso hay intercambios muy largos de pelota y los partidos son increíblemente apretados".

Murray lució imbatible al comienzo. Le rompió el saque a Djokovic en el primer game y perdió apenas tres puntos con su servicio en el primer set.

Pero Djokovic logró aprovechar sus oportunidades de quiebre en los dos sets posteriores. Lo consiguió por tercera vez cuando el tercer parcial estaba en 5-5, para resolver el duelo en su oportunidad siguiente con el saque.