ABU DHABI, Emiratos Arabes Unidos—El tercer lugar que Sebastian Vettel logró el fin de semana pasado en el Gran Premio de Abu Dhabi podría ser el momento crucial si finalmente conquista su tercer título consecutivo de la Fórmula Uno.

Kimi Raikkonen ganó el GP del domingo, pero Vettel realizó una carrera extraordinaria en la que arrancó desde el último puesto de la parrilla y remontó hasta el tercer lugar del podio.

Gracias a ese puesto, el piloto alemán de Red Bull conservó el liderato del campeonato mundial y apenas perdió tres puntos frente a su escolta inmediato, Fernando Alonso de Ferrari, quien terminó segundo.

Vettel suma 255 puntos cuando restan dos carreras en la temporada, el GP de las Américas en Austin, Texas, y el GP de Brasil en Sao Paulo. Alonso tiene 245 y Raikkonen 198.

Red Bull, que no pudo asegurar el título de constructores en Abu Dhabi, todavía tiene una cómoda ventaja con 422 puntos, seguido por Ferrari (340) y McLaren (318).

No fue una carrera del todo limpia para Vettel —chocó con Bruno Senna, pasó por encima de un cartel al calcular mal la velocidad de un bólido que estaba al frente, y rozó el Ferrari de Felipe Massa. También tuvo bastante ayuda, ya que el vehículo de seguridad salió dos veces a la pista en una carrera en la que hubo al menos media docena de choques y colisiones.

Pero también demostró porqué es el líder, al rebasar de forma audaz al McLaren de Jenson Button para apoderarse del tercer lugar cuando faltaban apenas tres vueltas.

"Sí, es bastante difícil avanzar una vez entre todos los vehículos, pero hoy lo hicimos dos veces", comentó el domingo Vettel. "Es bastante difícil con algunos un poco más fácil con otros. Pero lo más importante es que tuvimos la velocidad y que nos colocamos en una posición buena".

"Había un riesgo grande de perder mucho hoy, pero no perdimos nada, así que estoy muy contento", agregó. "Estoy muy contento porque todos (mi equipo) me respaldan y trato de hacer lo mejor posible por ellos. Creo que nos quedan otras dos carreras. Estamos en la mejor posición posible, así que estamos ansiosos por la próxima carrera, un nuevo Gran Premio, un nuevo reto".

El director del equipo, Christian Horner, elogió a Vettel por recuperarse tras ser castigado el sábado porque su vehículo se detuvo al final de la clasificación. Los comisarios determinaron que no tenía suficiente combustible para realizar los análisis que exige la FIA, así que fue enviado al fondo de la parrilla.

"Fue una remontada increíble de Sebastian para terminar en el podio", indicó Horner. "Hizo una carrera increíble, y su rebase final con Jenson fue excepcional. Ir desde el último lugar hasta el podio es algo que sólo podíamos soñar".