NUEVA YORK—El catcher cubano Yasmani Grandal, de los Padres de San Diego, fue suspendido por 50 partidos por arrojar positivo a testosterona en un control antidopaje.

La oficina del Comisionado de Grandes Ligas informó el miércoles que Grandal deberá purgar su suspensión desde el comienzo de la próxima temporada.

Grandal, de 23 años, bateó .297 con ocho jonrones y 36 remolcadas en 60 partidos en 2012, su primer año en las mayores.

"Ofrezco disculpas a los fanáticos, a mis compañeros y a los Padres de San Diego", dijo Grandal, según una declaración escrita. "Estoy decepcionado por el resultado positivo y quebrantar el reglamento. Soy el responsable de lo que entra a mi organismo. Debo aceptar la responsabilidad por mis acciones y cumplir con mi suspensión".

El cubano llegó a los Padres en un canje procedente de los Rojos de Cincinnati el pasado diciembre. Grandal pasó a San Diego junto al pitcher dominicano Edinson Vólquez en la transacción por el lanzador Mat Latos.

La de Grandal es la séptima suspensión de un jugador de Grandes Ligas este año por quebrantar el reglamento antidopaje. Seis fueron por sustancias para mejorar el rendimiento como fueron los casos de Melky Cabrera y Bartolo Colón al dar positivo por testosterona. El otro caso fue por consumo de un estimulante.

Se trata del mayor número de suspensiones en un año desde las ocho en 2007.