SAO PAULO—Los organizadores de la Copa Mundial en Brasil no pueden perder mucho tiempo en celebrar la decisión de la FIFA de aprobar las seis sedes para la Copa Confederaciones del año próximo. Con un plazo estricto y las demoras que enfrentan los estadios, no hay tiempo que perder.

La FIFA dijo claramente que sigue preocupada por la construcción de los estadios, y los organizadores locales admiten que tendrán que acelerar el ritmo para garantizar que estén a tiempo para las pruebas previas al comienzo del torneo el 15 de junio.

"Celebramos, pero no dejamos de trabajar", afirmó Ney Campello, el funcionario a cargo de los preparativos en la ciudad de Salvador, en el nordeste. "Tenemos que asegurarnos de que todo esté listo dentro de los plazos que tenemos".

Salvador y Recife fueron ratificadas el jueves como sedes junto con Río de Janeiro, Brasilia, Belo Horizonte y Fortaleza. Pero solamente los dos últimos estarán listos para fin de este año, que era el plan inicial para todas las sedes.

La FIFA prolongó el plazo hasta abril, y por primera vez aceptará estadios menos de seis meses antes de un gran torneo. La organización rectora del fútbol mundial suele exigir esos seis meses de anticipación para las nuevas sedes.

Como la venta de entradas comienza este mes, la FIFA dijo que cualquier revés sería un contratiempo significativo debido a que no hay alternativas.

Los organizadores locales admitieron que la FIFA advierte en serio cuando dice que el país está llegando a un "punto sin retroceso" en los preparativos.

"El estadio que no esté listo el 15 de abril será excluido", advirtió José María Marín, presidente del comité organizador local. "No soy quien dice esto, sino que es nuestro compromiso con la FIFA".

Las autoridades locales dijeron que su responsabilidad aumentó después que la FIFA aceptó mantener las seis ciudades para la Confederaciones pese a preocupaciones con algunas de las sedes.

"Tenemos que hacer lo mejor posible para tener lista la ciudad en el 2013", afirmó Campello. "No es solo el estadio, sino también tenemos que preparar los hoteles, el aeropuerto, la infraestructura y todo lo demás".

Maracaná, donde se jugará la final, debería estar completado en un 85% el mes próximo, y el Estadio Nacional de Brasilia, escenario del partido inicial, estaba a un 80% a fines de octubre.

La Copa Confederaciones se jugará del 15 al 30 de junio entre los seis campeones continentales, el campeón de la Copa Mundial y la nación anfitriona.

——————

Tales Azzoni está en Twitter como: http://twitter.com/tazzoni