MILWAUKEE, Wisconsin, EE.UU.—Con dificultades para encestar y en riesgo de perder por segunda noche seguida, los Celtics de Boston recurrieron a sus dos líderes veteranos con el fin de que los salvaran.

Paul Pierce y Kevin Garnett anotaron ocho puntos cada uno en el último período para ayudar a los Celtics de Boston a remontar y vencer el sábado 96-92 a los Bucks de Milwaukee.

Pierce encabezó a los Celtics con 25 puntos y Garnett agregó 18. Boston (3-3) tomó la revancha de los Bucks después de que Milwaukee superó 99-88 a los Celtics en Boston el 2 de noviembre.

"Es un gran triunfo para nosotros", dijo Pierce. "No hemos estado jugando bien, pero esta noche nos esforzamos mucho y lo logramos. Estábamos abajo por una cifra de dos dígitos. En ocasiones una gira temprana puede hacer que el equipo se conjunte y tal vez esto es justo lo que el doctor ordenó".

Los Celtics perdieron 106-100 como locales ante Filadelfia el viernes.

"Simplemente tenemos que seguir mejorando", dijo Doc Rivers, entrenador de Boston. "Yo creo en este equipo. Sólo tenemos que jugar duro cada noche. Nos dará una oportunidad de ganar partidos cuando no estemos jugando excelentemente".

Monta Ellis encabezó a los Bucks con 32 unidades, mientras que el haitiano Samuel Dalembert agregó 14 puntos y ocho rebotes con seis canastas en ocho intentos, así como dos tiros libres en cuatro oportunidades durante los 21:34 minutos que jugó.

El brasileño Leandro Barbosa estuvo 8:27 minutos sobre la cancha para Milwaukee, en los que no hizo ningún punto.

"Encestaron los tiros cuando importaba", dijo Ellis. "Luchamos duro todo el partido, pero a fin de cuentas ellos metieron los tiros que tenían que hacer y nosotros no".

Larry Sanders, ala-pívot de los Bucks, dijo que sabía que Boston jugaría duro después de que perdió el viernes. Sanders continuó con su buen desempeño en este principio de la temporada al aportar 10 puntos y 12 rebotes, su quinto partido seguido con más de 10 unidades.

"Son un equipo difícil", señaló. "Sabíamos que habían pasado apuros la noche pasada y que ésta saldrían con hambre de triunfo. Así fue y nosotros nos pusimos en posición de ganar el partido, pero desafortunadamente las cosas no salieron a favor nuestro".