En un momento dado en la remontada de San Antonio frente a los Trail Blazers, Stephen Jackson se acercó para felicitar a Gary Neal. Luego Tim Duncan le dio una afectuosa palmada en la cabeza.

Este partido fue de Neal.

Salió de la banca para anotar 27 puntos, una marca personal en su carrera, y los Spurs se recuperaron el sábado de un déficit de 14 unidades en el tercer cuarto para vencer 112-109 a Portland.

Neal, convocado debido a que Tony Parker está enfermo de gripe, jugó casi 32 minutos después de promediar apenas 17 en los primeros seis partidos de los Spurs. También capturó siete rebotes frente a Portland.

"Nos cargó a sus espaldas", dijo Gregg Popovich, entrenador de los Spurs. "A veces algún jugador hace eso, y él eligió un buen momento para ello".

Los Blazers casi le arruinaron la noche a Neal, al encestar cuatro triples seguidos para empatar el marcador a 109 con 40,5 segundos en el reloj, pero a partir de allí Portland tropezó y sufrió su tercera derrota seguida. El francés Nicolas Batum metió 33 puntos, una marca personal en su carrera.

Tim Duncan agregó 22 unidades y capturó nueve rebotes para los Spurs, que rompieron una racha de siete descalabros en el Rose Garden.

"Fue emocionante tan sólo el formar parte de un triunfo como ese", dijo Neal, que está en su tercera temporada en la NBA. "Desde que estoy aquí no le habíamos ganado a Portland en Portland, así que fue una victoria grande. Una gran, gran victoria en equipo. Me alegra que pudimos lograrlo a fin de cuentas".

Los Spurs iban perdiendo hasta por 14 puntos en el tercer cuarto pero abrieron el período final con una ofensiva de 14-0 que los puso arriba 87-79.

Tanto el novato Damian Lillard como Batum metieron un triple cada uno para disminuir el déficit de Portland a 105-103 con 1:57 en el reloj. Duncan hizo una volcada antes de que Wesley Matthews metiera una canasta de tres puntos que acercó a los Blazers a uno de diferencia y sólo 1:28 por jugarse.

Luego Duncan hizo una bandeja, pero Batum respondió con otro triple. Entonces el argentino Manu Ginóbili cobró un par de tiros libres con 12,9 segundos restantes para que los Spurs se pusieran arriba de nuevo.

Después de que Batum falló un triple que le hubiera dado la ventaja a Portland, Stephen Jackson metió uno de dos tiros en la línea de faltas cuando quedaban 4,4 segundos.

Ya contra la pared, LaMarcus Aldridge de Portland falló un triple desesperado al sonar el timbrazo final.

Con relación a la canasta de tres puntos que falló con 7,8 segundos en el reloj, Batum consideró que los Blazers debieron haber liquidado a San Antonio antes.

"Debimos haber ganado el partido antes de eso. Yo necesito meter esos tiros, pero debimos haber ganado el encuentro antes de eso", afirmó.

Ginóbili metió cinco canastas en ocho intentos y seis tiros libres en ocho oportunidades para sumar 17 puntos durante los 28:02 minutos que estuvo en la cancha.

Por otro lado, Danilo Gallinari de Denver ha pasado apuros para encontrar su puntería esta temporada. Dos grandes jugadas ante Golden State podrían ser justo lo que necesitaba para encarrilarse.

Gallinari metió una volcada que empató el encuentro en las postrimerías del primer tiempo extra, y luego anotó cinco de sus 21 puntos en los últimos 36 segundos del segundo período adicional para ayudar a los Nuggets a cerrar con una ofensiva de 11-0 y vencer 107-101 a los Warriors de Golden State.

"Empezaba a frustrarse un poco porque fallaba", dijo George Karl, entrenador de Denver. "Simplemente fui con él y le dije: 'Gallo, eres bueno. Vas a encarrilarte y vas a meterla cuando realmente la necesitemos'. No esperaba que fuera justo allí y en ese momento, pero hizo exactamente lo que necesitábamos que hiciera". 

El espigado alero de los Nuggets sólo tenía una efectividad de 27,9% antes del partido y falló sus primeros 10 tiros frente a Golden State antes de hallar su ritmo en los dos tiempos extras.

Andre Iguodala agregó un par de tiros libres tardíos en el segundo período adicional y los Nuggets, que llegaron a la zona de la Bahía de San Francisco a las 3:30 de la madrugada tras un viaje nocturno desde Utah, resistieron para llevarse su cuarto triunfo seguido después de que arrancaron la campaña con 0-3.

"Antes del partido estábamos hablando de la resistencia mental, porque estamos (terminando) un par de encuentros consecutivos", dijo Gallinari, que concluyó con ocho canastas en 22 intentos. "Así, en este juego lo más importante fue la parte mental".

Kenneth Faried agregó 18 puntos y 17 rebotes, mientras que Iguodala hizo 19 unidades para Denver.

Klay Thompson encabezó a Golden State con 23 puntos, pero el escolta en su segundo año falló un triple con 25 segundos en el reloj. Carl Landry agregó 22 unidades y nueve rebotes después de que salió de la banca, pero los Warriors no lograron anotar en los últimos 2:47.

"Estuvimos al frente un par de veces en la parte final del partido y se vio nuestra inexperiencia", dijo David Lee, que metió 18 unidades y capturó nueve rebotes para los Warriors. "Es muy frustrante".

En otros encuentros de la jornada, los 76ers de Filadelfia vencieron 93-83 a los Raptors de Toronto; los Pacers de Indiana 89-85 a los Wizards de Washington; los Bobcats de Charlotte 101-97 a los Mavericks de Dallas y los Rockets de Houston 96-82 a los Pistons de Detroit.

Además, los Bulls de Chicago superaron 87-80 a los Timberwolves de Minnesota; los Celtics de Boston 96-92 a los Bucks de Milwaukee y el Jazz de Utah 94-81 a los Suns de Phoenix.