ROMA—Con un doblete del argentino Germán Denis, Atalanta se impuso sorpresivamente 3-2 al Inter en el cierre de la 12da fecha de la Serie A de Italia.

Denis anotó su primer gol a los 60 minutos, al desviar un centro del también argentino Maximiliano Moralez. El segundo fue de penal a los 67.

Atalanta, que jugó como loal, se adelantó a los nueve minutos con un gol de cabeza de Giacomo Bonaventura.

Los goles del Inter fueron del colombiano Fredy Guarín (56) y el argentino Rodrigo Palacio (85).

Con esta sorpresiva derrota, los neroazzurri retrocedieron a cuatro puntos del puntero Juventus, que el sábado goleó 6-1 al Pescara, 31 contra 27.

Atalanta, que inició el torneo con dos puntos en contra por el escándalo de arreglo de partidos en el campeonato pasado, avanzó al sexto puesto con 18 unidades.

Milan, por su parte, sufrió su sexta derrota en 12 partidos del campeonato al perder en su propio estadio 3-1 ante Fiorentina.

La Fiore se puso en ventaja con un tanto del ex jugador del Milan Alberto Acquilani (10), en su primer partido como titular.

El segundo fue del español Borja Valero (38), tras sortear a dos defensores y tirar a la entrada del área chica.

Cuando el Milan atacaba con mayor insistencia y peligro, la Fiore anotó el tercero, de la tranquilidad, por medio del marroquí Mounir El Hamdaqui (88).

Giampaolo Pazzini (60), ex de Fiorentina, descontó para el Milan.

El brasileño del Milan Alexandre Pato perdió un penal a los 34 al elevar el balón por encima del travesaño, y no volvió a la cancha en el segundo tiempo.

Milan entró al ataque en la segunda etapa, jugándose el todo por el todo, que acentuó tras el gol de Pazzini.

En Fiorentina ingresó el volante chileno Matías Fernández a los 68 minutos, ubicándose en el centro de la cancha junto a su compatriota David Pizarro.

Como le sucede a menudo, la Roma pasó adelante con un gol de cabeza del argentino Erik Lamela (9), su octavo tanto en el campeonato, pero perdió 3-2 en el derbi con la Lazio.

La Roma jugó todo el segundo tiempo con un hombre menos por la expulsión a los 45 minutos del defensor Daniele De Rossi por darle un puñetazo en el rostro a Stefano Mauri, quien también fue expulsado, pero a los 88 minutos.

De Rossi había vuelto a ser titular después de haber sido marginado del equipo por el técnico checo Zdenek Zeman por su falta de empeño en los entrenamientos.

Antonio Candreva (38) le dio el empate a la Lazio con un tiro libre de gran distancia y central, producto sobre todo de un grave error del portero uruguayo Mauro Goicoechea, con el balón que le pasó rozando los puños con que trató de parar un balón bañado por una lluvia violenta.

El alemán Miroslav Klose (43) convirtió el segundo al conectar un centro del brasileño Hernanes y Mauri (48) puso la tercera cifra, tras un error del defensor paraguayo Iván Piris, que le dejó el balón en los pies al jugador de la Lazio.

Al terminar el encuentro, a los 86 minutos, se produjo el segundo tanto de la Roma con gol del bosnio Miralem Pjanic.

Cuando faltaban once minutos para el término del partido, el Napoli empataba 2-2 con el Genoa, pero al final se impuso 4-2 con un extraordinario gol del atacante Edinson Cavani (79), que superó incluso al portero, el quinto consecutivo del delantero uruguayo.

Los otros fueron de Giandomenico Mesto (54), el eslovaco Marek Hamsik (90) y Lorenzo Insigne en los tiempos suplementarios.

Los tantos del Genoa fueron de Ciro Immobile (23) y Andrea Bertolacci (56).

Chievo y Udinese empataron 2-2. Los goles del Chievo fueron de Marco Andreolli (38) y Alberto Paloschi (89, penal), y los del Udinese fueron un doblete de Gabriele Angella (42 y 90)). El brasileño Luciano del Chievo perdió un penal a los 68 minutos, al pegar el balón en el travesaño. 

Torino ganó 1-0 al Bologna con un gol de Danilo D'Ambosio (65).

Parma y Siena empataron 0-0.

A primera hora del domingo, con dos goles de gran factura de Paulo Dybala, un atacante argentino de 18 años, Palermo le ganó 2-0 a Sampdoria.

Dybala facturó sus primeros goles del campeonato a los 52 y 72 minutos, ambos con zurdazos violentos y precisos.

El delantero argentino dejó en evidencia una gran calidad, con dotes extraordinarias por su movilidad y su capacidad de saltar a los defensores con gran facilidad, y con visión del arco desde todos los ángulos.

Dybala fue sustituido a los 90 minutos, y abandonó la cancha en medio de la ovación del público y los aplausos de sus propios compañeros.

Palermo abandonó la zona del descenso a la Serie B al quedar con 11 puntos, al igual que Sampdoria.

El sábado, Cagliari y Catania empataron 0-0.