CHICAGO, Illinois, EE.UU.—Arian Foster corrió 102 yardas y anotó tras atrapar un pase para que los Texans de Houston derrotaran el domingo 13-6 a los Bears de Chicago, cuyo quarterback Jay Cutler sufrió dos intercepciones y salió de la cancha por una conmoción cerebral.

En un enfrentamiento entre dos de los mejores equipos de la NFL, los Texans (8-1) se impusieron a los Bears (7-2) con el propio juego de éstos.

Houston se apoderó del balón en cuatro ocasiones ofensivas de los Bears y Tim Dobbins asestó el golpe más fuerte cuando chocó su casco contra el de Cutler a finales del segundo cuarto.

Foster fue la única arma ofensiva confiable en el partido, en particular en la primera mitad, cuando corrió para 85 yardas e hizo una atrapada difícil, casi cayéndose, para una anotación de dos yardas que puso a Houston en ventaja de 10-3.