NUEVA ORLEANS, Luisiana, EE.UU.—Drew Brees y los Saints de Nueva Orleáns ya no parecen delirantes cuando hablan de que no se rinden en esta inusual campaña.

Quizás no todo estaba perdido cuando siguieron meses plagados de escándalos con un inicio de 0-4 en la campaña de la NFL.

Ciertamente, el Superdome estaba atestado de entusiastas creyentes luego que el tight end Jimmy Graham tuviese una tarde brillante y sus compañeros hicieron una serie de jugadas claves para propinar a sus rivales Falcons de Atlanta su primera derrota de la temporada: 31-27 el domingo.

"Esta victoria hoy es la culminación del esfuerzo conjunto de estos muchachos desde el inicio", dijo el coach asistente Joe Vitt, a las riendas del equipo mientras Sean Payton cumple una suspensión de una campaña en conexión con el escándalo de recompensas por faltas que involucró a los Saints.

"Ellos vinieron a trabajar con un sentido de oficio todos los días. No culpan a nadie y entrenan duramente para mejorar todos los días y eso es lo que han hecho", añadió.

Graham atrapó siete pases para 146 yardas y dos touchdowns, el cornerback Jabari Greer se lanzó para estropear espectacularmente un pase de touchdown a finales del partido para ayudar a los Saints a sellar el triunfo.

Graham y su contraparte por Atlanta, el veterano tight end Tony González, estuvieron brillantes en un partido que mostró la intensidad y el drama de una de las rivalidades más apasionantes de la NFL.

González finalizó con 11 recepciones para 122 yardas y dos touchdowns por Atlanta (8-1), y en el proceso se convirtió en el primer tight end en la historia en tener 100 recepciones de touchdown.

El quarterback Drew Brees lanzó para 298 yardas y tres touchdowns por los Saints (4-5), que ganaron por cuarta vez en cinco partidos, manteniendo con vida sus esperanzas de pasar a los playoffs luego de comenzar la campaña 0-4.

Ahora, los Saints pueden nivelar su récord con una victoria en Oakland el próximo fin de semana.

Los Falcons, por su parte, vieron esfumarse sus sueños de perfección. De todos los equipos que pudieron acabar con la racha de Atlanta, tenían que ser los Saints. Y tenía que ser un partido memorable que dejó a los Falcons frustrados por la mísera yarda que no lograron para tomar la ventaja a dos minutos del final.

"Es muy frustrante", dijo el coach de los Falcons Mike Smith, que tiene un récord de 2-7 contra los Saints y 49-15 contra el resto de la NFL en sus más de cuatro campañas a la cabeza de Atlanta. . "Estuvimos cerca ... Es algo de lo que vamos a aprender".

En el resto de la jornada, Minnesota 34, Detroit 24; Denver 36, Carolina 14; Tampa Bay 34, San Diego 24; Tenesí 37, Miami 3, Nueva Inglaterra 37, Buffalo 31; Baltimore 55, Oakland 20; Cincinnati 31, Giants 13; Seattle 28, Jets 7; Dallas 38, Filadelfia 23, y Houston 13, Chicago 6. El partido entre San Francisco y San Luis se saldó con un empate 24-24.