MILAN—El capitán de la Lazio, Stefano Mauri, y su compañero Giuseppe Sculli serán interrogados el próximo martes por su supuesta participación en un escándalo de arreglo de partidos en el fútbol italiano.

Además del dúo, el ex jugador Omar Milanetto y el fisioterapista de la Lazio, Romano Massimo Papola, serán interrogados sobre los partidos contra Genoa y Lecce en mayo de 2011.

Mauri y Milanetto fueron arrestados en mayo y ya fueron interrogados por la federación italiana de fútbol.

Las más recientes audiencias son parte de la pesquisa de Cremona. Como parte de otras investigaciones en Bari y Nápoles, el técnico de la Juventus, Antonio Conte, fue suspendido por 10 meses, aunque ese castigo fue reducido a cuatro.