ROSEMONT, Illinois, EE.UU.—El comisionado de Grandes Ligas, Bud Selig, dijo que examina el canje pendiente entre los Marlins de Miami y los Azulejos de Toronto, y señaló que está al tanto de la molestia que generó entre los fanáticos en el sur de la Florida.

Selig señaló el jueves que no le han presentado oficialmente el canje. Pero indicó que el asunto está bajo revisión y dijo que habló con dos personas del béisbol que creen que los Marlins salen bien en el pacto propuesto.

Miami aceptó enviar al torpedero José Reyes y los pitchers Mark Buehrle y Josh Johnson a Toronto a cambio de un grupo de prospectos de los Azulejos. Muchos fanáticos de los Marlins están molestos por la purga de jugadores, apenas un año después que el equipo se mudó a un estadio nuevo que fue construido con fondos públicos.