LOS ANGELES—Kobe Bryant tuvo 22 puntos, capturó 11 rebotes y repartió 11 asistencias para sumar el 18vo triple-doble de su carrera, y unos Lakers de Los Angeles reanimados arrollaron 119-108 a los Rockets de Houston el domingo en su cuarta victoria en cinco partidos desde que despidieron al entrenador Mike Brown.

Dwight Howard metió 28 puntos y capturó 13 rebotes, y el español Pau Gasol llegó a 15.000 unidades en su carrera al meter 17 en un partido en el que los Lakers regresaron a .500 de porcentaje tras aplastar a sus rivales desde que el entrenador Mike D'Antoni se hizo cargo de sus entrenamientos.

D'Antoni volvió a ver el encuentro desde el vestidor de los Lakers al tiempo que el entrenador interino Bernie Bickerstaff coordinó en la banca. D'Antoni decidió el domingo demorar un poco su debut con el fin de tener más días para recuperarse de una reciente cirugía de reemplazo de rodilla.

Chandler Parsons anotó 24 puntos y James Harden tuvo 20 para los Rockets, que han perdido seis de ocho juegos.

Bickerstaff mejoró a 4-1 como interino en lugar de Brown y de D'Antoni, quien anunció que el antiguo entrenador de la NBA y ejecutivo permanecerá en su personal, aunque bromeó que ello sería siempre y cuando los Lakers le ganaran a Houston.

Bickerstaff tiene seguro su empleo, y por fin los Lakers empiezan a jugar con un estilo digno de su plantel cargado de astros, incluso a pesar de que el base Steve Nash se perdió su tercer encuentro consecutivo debido a una pequeña fractura en la pierna.

Los Lakers ya implementaron una porción significativa de las jugadas de D'Antoni, y ello fue evidente en una segunda victoria seguida sin contratiempos para un equipo que tuvo foja de 0-8 en la postemporada y arrancó la campaña 1-4, lo que derivó en el despido de Brown hace nueve días.