BARCELONA, España—Dos goles del mexicano Carlos Vela en apenas dos minutos resultaron determinantes en la victoria este lunes de la Real Sociedad por 4-0 sobre el Rayo Vallecano en la liga española de fútbol.

Al cierre de la 12da fecha, el triunfo del equipo donostiarra le permitió alejarse del descenso y alcanzar al Rayo en la tabla de posiciones, donde ambos suman 16 unidades en la zona media, a tres de los puestos europeos.

Tras totalizar 12 dianas la pasada campaña, Vela está en condiciones de mejorar sus registros en su segundo año en San Sebastián, pues acumula ya cinco tantos en la presente temporada. El mexicano marcó a los 31 y 33 minutos para sepultar las esperanzas del Rayo, que encajó dos tantos más de Mikel González (61) y el uruguayo Gonzalo Castro (77), y no gana en feudo realista desde hace 20 años.

"Estoy trabajando muy duro y me voy contento con mis goles, pero más por las dos victorias seguidas, que son muy importantes para nosotros. En casa nos crecemos y creo que podemos seguir ascendiendo", declaró Vela al término del partido.

El Barcelona sigue liderando la clasificación con 34 puntos, tres de ventaja sobre el Atlético de Madrid y ocho sobre el Real Madrid, vigente campeón.

La Real, cuyo timonel, Philippe Montanier está siendo discutido por sus irregulares resultados, salió fuerte ante su público y avisó pronto con un gol anulado al uruguayo Diego Ifrán por tocar el balón con la mano.

Ante el pulido juego de toque local, basado en la movilidad de Vela y el joven Rubén Pardo entre líneas, Leo Baptistao era la respuesta para todo en un Rayo precario en la elaboración, abusivo del desplazamiento en largo.

Vela anotó el primero en un una jugada de astucia sobre la defensa, penetrada por su flanco derecho, cuando Xabi Prieto bombeó un balón que Ifrán no acertó a controlar y el mexicano, instintivo y veloz, rebañó para superar al arquero.

El segundo fue más exquisito todavía y una demostración de calidad técnica por parte de Vela, que se incorporó por la derecha para controlar de zurda un avance de Rubén Pardo y, en carrera, colocar con el interior del pie el balón junto al poste largo de David Cobeño, cuya estirada resultó inútil.

El arquero rayista sí acertó a repeler, no sin apuros, una gran volea de Pardo, un cabezazo de Asier Illarramendi y un latigazo escorado de Ifrán.

El Rayo alcanzó el descanso con el alivio propio de la campana para un boxeador noqueado y salió con ganas de pelea, pues al minuto Roberto Trashorras probó suerte ante el arco defendido por el chileno Claudio Bravo, el menos batido de local en el campeonato.

Pero Vela seguía inspirado en el bando realista y, tras otra rosca que se perdió fuera por poco, originó la jugada del tercer tanto por banda derecha, finalizada por González en boca de gol tras una dejada de Ifrán.

Castro, de potente zurdazo tras otra asistencia de Pardo, cerró la goleada previo a la sustitución de Vela, despedido con cariñosa ovación.