PITTSBURGH—Los Steelers de Pittsburgh trajeron de vuelta al veterano receptor Plaxico Burress, el martes, a fin de reforzar una posición en la que se han visto diezmados por las lesiones, y anunciaron que Charlie Batch sería el quarterback de inicio en el duelo del domingo contra los Browns de Cleveland.

Los Steelers confían en que al receptor de 35 años le quede talento y velocidad suficiente para que el ataque pueda hacer más daño cerca de la línea de gol.

Burress causó buena impresión en el entrenador de los Steelers, Mike Tomlin, y en el gerente general Kevin Colbert durante un breve enetrenamiento realizado el martes por la mañana. El receptor no juega desde el final de la temporada de 2011, cuando militaba en los jets de Nueva York.

"Está en muy buena condición física, por lo que vi", dijo Tomlin. "Tiene un gran control de su cuerpo para ser tan alto".

Los Steelers (6-4) necesitan jugadores saludables, luego que Jerricho Cotchery se fracturó las costillas el domingo, durante la derrota por 13-10 ante Baltimore. Antonio Brown se ha perdido dos compromisos por una lesión de tobillo.

Batch, de 37 años, tiene un récord de 5-2 como sustituto de Ben Roethlisberger, quien quedó fuera por una lesión en las costillas. Ese mismo problema dejó marginado al segundo quarterback, Byron Leftwich.