TURIN, Italia—Juventus dio un paso importante el martes para pasar a los octavos de final de la Liga de Campeones al ganar al campeón de Europa Chelsea 3-0 con un gol del volante chileno Arturo Vidal.

En el Grupo E está en el primer lugar el Shakhtar Donetsk ucraniano con 10 puntos, que venció 5-2 al Nordsjaellnd danés, último con solo un punto. Juve quedó en el segundo lugar con 9 y Chelsea lleva 7.

En el último encuentro, el 5 de diciembre, Juventus irá a jugar con Shakhtar y el Chelsea enfrentará al eliminado equipo danés.

Cuando el equipo inglés atacaba con peligro, Vidal anotó el segundo tanto a los 60 minutos, con un tiro a la entrada del área, que fue desviado por el brasileño Ramires, que engañó al portero, el checo Petr Cech.

Fabio Quagliarella anotó el primer tanto a los 38 minutos, al desviar un tiro de Andrea Pirlo, que descolocó de nuevo al arquero del Chelsea. El tercero fue de contragolpe con Sebastian Giovinco (90), que acababa de entrar, cuando el equipo inglés estaba volcado en el área de Juventus.

Un minuto después, el defensor brasileño David Luiz estuvo a punto de un autogol al desviar un centro, que evitó en la línea de su arco el inglés Ashley Cole.

Pero a los 40, fueron los Blues los que estuvo muy cerca de anotar un gol con el español Juan Mata, que quedó solo frente al arquero de Juventus, que logró parar.

Juventus salió al ataque desde el inicio del partido jugado en su casa de Turín, con el equipo inglés, actual campeón, cuyo entrenador es el italiano Roberto Di Matteo.

La primera ocasión de gol fue de Juventus con el defensor suizo Stephan Lichtsteiner que desvió el balón a boca de jarro que pegó en el palo a los cuatro minutos.

Pero a los nueve minutos, la ocasión fue del Chelsea con el volante belga Eden Hazard, al recibir el balón del joven astro brasileño Oscar, quien partió desde la mitad de la cancha y superó a diversos jugadores juventinos, en una acción extraordinaria. El arquero Gianluigi Buffon paró con un pie.

Al cuarto de hora, el portero del Chelsea voló para detener un tiro a media altura de Claudio Marchisio.

Oscar de nuevo volvió loco a la defensa juventina y a los 36 tiró cerca del área chica, pero el defensor Leonardo Bonucci alcanzó a desviar el balón.

En el segundo tiempo, a los 60 minutos Quagliarella tuvo una gran ocasión para anotar el segundo gol, pero el portero se le arrojó a los pies y desvió el balón en tiro de esquina.

El actual campeón de la Champions luchó hasta el final, pero la Juve no sólo se defendió bien, sino atacó también con peligro y logró incluso el tercer tanto.