NUEVA YORK—Fue un momento vergonzoso que ya ha sido repetido miles de veces, y en muchas formas simboliza la desastrosa temporada de los Jets de Nueva York.

Mark Sánchez aparece corriendo con el ovoide en la mano, tratando de improvisar una jugada, hasta que choca con el trasero de uno de sus compañeros de la línea ofensiva. El quarterback perdió el balón y los Patriots de Nueva Inglaterra lo recuperaron para anotar un touchdown, uno de los tres que marcaron en un lapso de 52 segundos en la paliza 49-19 que le propinaron a los Jets el jueves por la noche.

Si no ha visto la jugada, puede hacerlo en YouTube —el viernes tenía casi 20.000 repeticiones en unas 15 horas— y sin duda será incluida en casi todas las compilaciones de jugadas chistosas de ahora en adelante.

"No creo mucho en la suerte", comentó Sánchez después del partido, "pero esa fue bastante desafortunada".

Ese es el tipo de temporada que han tenido los Jets (4-7).

Rex Ryan todavía trataba de comprender lo que sucedió el viernes, pocas horas después de salir del estadio MetLife luego de la que quizás fue su peor derrota en cuatro temporadas con entrenador de Nueva York.

"Todavía es difícil comprender ese lapso", señaló Ryan en una conferencia telefónica. "Nunca he visto algo así en todos mis años entrenando fútbol americano, o viendo fútbol americano".

De todas formas, Ryan se mantiene optimista.

Los Jets han perdido cuatro de sus cinco últimos partidos y prácticamente no tienen posibilidades de clasificarse a los playoffs. Pero Ryan cree que su equipo todavía puede sobrevivir, especialmente porque sus cinco últimos oponentes tienen récords perdedores.

"Soy el responsable de todo", comentó Ryan. "Soy responsable por el récord de 4-7, y soy el responsable por nuestra forma de jugar. Pero diré esto: también soy responsable por la forma en que terminemos, y estoy confiado que lo haremos".

Ryan nuevamente le dio su confianza a Sánchez como el quarterback titular, aunque quizás no le quede alternativa tomando en cuenta que Tim Tebow reveló que tiene dos costillas fracturadas. Y, a pesar de todos los errores, el entrenador insiste que hubo cosas positivas.

"Creo que tuvimos mejoría hasta este partido, e incluso en este partido", señaló Ryan. "Creo que nuestra ofensiva está mejorando, realmente creo en eso".