El entrenador Larry Drew le advirtió a los Hawks de Atlanta que se tomaran en serio a los Bobcats y se olvidaran de la foja de Charlotte la temporada pasada.

Y parece que sus jugadores sí le hicieron caso.

El dominicano Al Horford metió 26 puntos y capturó 13 rebotes el viernes para ayudar a los Hawks a obtener su cuarta victoria consecutiva al derrotar 101-91 a los Bobcats.

Horford consideró que fue uno de los mejores partidos de Atlanta en lo que va de la temporada.

"Este año (los Bobcats) están mucho mejor y es un partido de división", señaló, "por lo que este fue un buen triunfo para nosotros".

Charlotte registró la pésima foja de 7-59 la campaña pasada, la peor de la NBA, pero antes del partido del viernes había ganado cinco partidos de seis y llevaba 6-4 este año.

Horford metió 13 canastas en 17 tiros al aro, con lo que ayudó a los Hawks a anotar 50 puntos en la pintura. Kyle Korver hizo cuatro triples de los seis que intentó y concluyó con 16 unidades, mientras que Jeff Teague agregó 13 puntos y 12 asistencias.

"Jeff hizo un gran trabajo para hallarme y obtenerme canastas fáciles", dijo Horford. "Me encontraba una y otra vez y todo lo que yo tenía que hacer era terminar las jugadas".

Horford fue especialmente efectivo en las de cortina y desmarque.

"Estábamos bloqueando en las de cortina y desmarque y nuestra defensa no lo detuvo cuando se desmarcaba, así que ahí es donde nos lastimó", dijo Mike Dunlap, entrenador de los Bobcats. "Es muy bueno en eso".

Por su parte, Drew dijo: "Vi que (Horford) estaba encarrilado y yo realmente quería aprovechar eso lo más que pudiera".

Los Hawks (7-4) estuvieron arriba en el marcador la mayor parte del encuentro. Charlotte se acercó a seis puntos de diferencia en el último período, pero esa ofensiva perdió fuerza una vez que Horford anotó los últimos cuatro puntos del partido para sellar el triunfo.

"Creo que mis muchachos hicieron un buen trabajo en aceptar el reto frente a un equipo que ciertamente avanza en la dirección correcta", dijo Drew. "Creo que desde el principio nos mostramos y establecimos el tono de cómo queríamos jugar y qué queríamos hacer".

Charlotte estuvo encabezado por Ramon Sessions, que metió 22 puntos. Kemba Walker agregó 16 unidades y nueve asistencias. Walker y Sessions han registrado cifras de dos dígitos en todos los partidos esta campaña.

Por otro lado, Tony Parker dice que ha estado trabajando en sus tiros, y parece que ello le está dando frutos.

El francés Parker anotó 33 puntos, el argentino Manu Ginóbili aportó 19 y los Spurs de San Antonio borraron un déficit de 17 unidades para vencer 104-97 a los Pacers de Indiana.

Tim Duncan sumó 22 tantos por San Antonio (10-3), que cerró el partido con una ofensiva de 17-2. Ginóbili tuvo además tres asistencias y dos rebotes en 28:05 minutos, mientras que el brasileño Tiago Splitter añadió cinco tantos, tres rebotes y una asistencia en 21:40 minutos.

David West anotó 22 puntos para los Pacers (6-8) y Paul George finalizó con 15 tantos. George Hill sumó 11 y Roy Hibbert otros 10 puntos.

Parker acertó sus primeros ocho tiros y anotó 16 unidades en el primer período. Tuvo una noche de 15 canastas en 23 tiros al aro y metió tres de los cuatro tiros libres que cobró.

Parker dijo que el entrenador Gregg Popovich "quería que yo fuera más agresivo, que hiciera más tiros, por lo que he estado trabajando con Chip (Engelland, el entrenador adjunto), y en los últimos dos partidos me ha estado funcionando bien".

West encestó siete tantos y Lance Stephenson tuvo cuatro cuando los Pacers siguieron con una acometida de 13-1 para encabezar el marcador con 70-53 cuando le restaban 6:35 al tercer período. Pero Ginóbili y los Spurs contraatacaron de manera impresionante.

Ginóbili, de 35 años, parecía estar por todas partes. Realizó avances con el balón, intentó tiros distantes y asistió a sus compañeros para que anotaran sin marcaje. Convirtió siete unidades y Parker añadió seis cuando los Spurs cerraron el período con una arremetida de 20-7.

"No hubo pánico", dijo Parker. "Es obvio, Indiana estaba organizando una ofensiva en el tercer cuarto. Estaban haciendo tiros excelentes y jugando una defensa muy buena, y nosotros simplemente no nos dejamos llevar por el pánico. Simplemente seguimos jugando".

"En el tercer período nos acercamos a cuatro puntos, así que eso fue magnífico para nosotros", dijo Parker. "Y luego en el cuarto comenzamos a frenarlos y logramos los tiros que necesitábamos".

Indiana consiguió una ventaja de 95-90 con una canasta de Hill desde la línea de tiros libres con 5:30 en el reloj. Pero luego falló sus últimos 11 lanzamientos y en la recta final sólo anotó dos tiros de castigo por conducto de West.

"(San Antonio) ejecutó mejor que nosotros en la recta final y se llevó el triunfo", reconoció Frank Vogel, entrenador de los Pacers.

"Nuestros chicos están jugando buen básquetbol ofensivo y ejecutando bastante bien. Sin embargo, así es el juego del básquetbol. A veces el balón no entra en la canasta", agregó.

En otros partidos de la jornada, el Magic de Orlando venció 108-104 a los Cavaliers de Cleveland; los Nets de Brooklyn 86-76 a los Clippers de Los Angeles; los Celtics de Boston 108-100 al Thunder de Oklahoma City; los Pistons de Detroit 91-90 a los Raptors de Toronto y los Rockets de Houston 131-103 a los Knicks de Nueva York.

Además, los Grizzlies de Memphis derrotaron 106-98 a los Lakers de Los Angeles; el Jazz de Utah 104-102 a los Kings de Sacramento; los Nuggets de Denver 102-91 a los Warriors de Golden State; los Trail Blazers de Portland 103-95 a los Timberwolves de Minnesota y los Suns de Phoenix 111-108 a los Hornets de Nueva Orleáns.