NASHVILLE, Tenesí, EE.UU.—El nombre de Ned Colletti sale a relucir cada vez que se menciona el probable destino de un agente libre para la próxima temporada. En su calidad de gerente general de los Dodgers de Los ?ngeles, un equipo con nuevos dueños, Colletti luce como un directivo dispuesto a gastar grandes cantidades.

"Existe la percepción de que buscamos contratar dos docenas de lanzadores estelares, tres docenas de jardineros y peloteros de cuadro y unos 17 o 18 receptores", bromeó Colletti. "A la gente le gusta involucrarnos. Supongo que eso no hace daño, aunque en algunos casos no lo estemos. Podríamos contratar a alguien el año próximo, para un puesto cuya misión será simplemente informar a todos en qué jugador no estamos interesados".

El jueves, los dueños de los clubes de Grandes Ligas volvían a casa, tras participar en las reuniones invernales, y los principales agentes libres siguieron disponibles en el mercado. El hecho de que ni el toletero Josh Hamilton ni el lanzador Zack Greinke se hayan comprometido todavía con un equipo habría pospuesto también las decisiones sobre otros jugadores y sobre posibles canjes que involucrarían al astro de los Rangers, Michael Young, o al lanzador de los Mets, R.A. Dickey, galardonado con el Cy Young.

Los Yanquis, discretos hasta ahora, buscaban al ex estrella de Boston, Kevin Youkilis, y conversaron también con el agente de Mark Reynolds.

Cuando muchos participantes en la reunión se habían marchado ya del hotel Opryland, la colosal sede del encuentro, Filadelfia adquirió los servicios del jardinero Ben Revere, procedente de Minnesota, a cambio de los derechos Vance Worley y Trevor May.

Hamilton continuaría con Texas, aunque Seattle parecía interesado. Entre las opciones de Greinke figura permanecer con los Angelinos de Los ?ngeles, mudarse a los Dodgers de la misma ciudad o firmar con los Rangers.

El gerente general de los Marineros, Jack Scuriencik, dijo que después de recibir información de los otros clubes y de los agentes, había llegado el momento de regresar a casa y de "enfriar los motores".

"Puede haber un efecto dominó", dijo. "Pienso que cuando los clubes se enfocan en cierta postura o necesidad, hay opciones, y cuando una alternativa se escapa, eso cambia el panorama de lo que un club quiere hacer... Todo es cuestión de cómo salen las cosas y de las oportunidades".

El encuentro anual no fue espectacular. El canje entre los Filis y los Mellizos fue apenas el cuarto en los cuatro días de reuniones.

Atlanta anunció el jueves un acuerdo por un año con el jardinero Reed Johnson, y Texas informó que el relevista Koji Uehara había llegado a un convenio con Boston.

Pero el gran estrado que tiene como fondo un muro repleto de logotipos de las Grandes Ligas se utilizó sólo tres veces: el gerente general de los Yanquis, Brian Cashman, habló de la lesión de cadera de Alex Rodríguez; las mayores anunciaron una subasta para ayudar a la lucha contra el cáncer, y los Mets informaron del contrato con David Wright, por ocho años y 18 millones de dólares, que de cualquier forma se había alcanzado la semana anterior.

¿Y los Dodgers? Sólo han hecho una gran transacción desde que terminó la campaña, al renovar el contrato con el taponero Brandon League. Sin embargo, han estado ocupados en 2012.

Después de que en mayo fueron adquiridos en 2.000 millones de dólares por un grupo encabezado por Mark Walter y Stan Kasten, los Dodgers añadieron a sus filas al dominicano Hanley Ramírez, al mexicano Adrián González, a Carl Crawford y a Josh Beckett.

El domingo, vence un plazo para que Los ?ngeles llegue a un acuerdo con el lanzador surcoreano Ryu Hyun-Jin.