EAST RUTHERFORD, Nueva Jersey, EE.UU.—Pese a lanzar por la borda el control de sus aspiraciones de pasar a los playoffs, con dos abultadas derrotas las últimas dos semanas, los Giants de Nueva York no se dan por vencidos.

Aunque preplejo tras haber visto a los campeones defensores del Super Bowl superados 67-17 por Atlanta y Baltimore, el coach Tom Coughlin insiste en que los Giants (8-7) van a darlo todo en su partido final de la campaña regular contra los Eagles de Filadelfia.

"Nosotros vamos a seguir peleando y trabajando", dijo Coughlin el lunes. "Ciertamente éste es un momento más difícil para nosotros, pero vamos a pelear y vamos a hacer todo lo que podamos para prepararnos para Filadelfia, que jugó muy bien contra Washington".

Los Giants necesitan un montón de ayuda para evitar perderse los playoffs por tercera vez en cuatro años. Tienen que vencer a Filadelfia, que Minnesota y Chicago (ambos 9-6) pierdan y que Dallas (8-7) pierda o empate ante Washington.

Aunque las probabilidades de que todo ello suceda son remotas, Coughlin espera que su equipo juegue bien tras desplomarse en la recta final con derrotas en cinco de siete partidos.

Ni Coughlin ni el quarterback Eli Manning ni el end defensivo Osi Umenyiora pudieron explicar el colapso, aunque las lesiones han desempeñado un importante papel, especialmente en la segunda mitad de la campaña.

El running back Ahmad Bradshaw, el wide receiver Hakeem Nicks, el tackle defensivo Chris Canty, el safety Kenny Phillips, los linemen ofensivos David Diehl, Chris Snee y David Baas han jugado con persistentes lesiones.

Manning atribuyó gran parte de sus recientes problemas al hecho de que algunos jugadores no han podido practicar consistentemente durante la semana antes de los partidos. Coughlin dijo que el equipo no está realizando jugadas definitorias a la defensa ni al ataque.

Manning dice que el equipo quiere terminar la temporada con una nota positiva, aunque no pase a los playoffs.

"Queremos tener algo de qué enorgullecernos, y ver cómo terminan los otros partidos", dijo Manning. "Te garantizo que el peor sentimiento que podemos tener ahora sería salir al terreno y no jugar a un alto nivel, y que todos esos equipos pierdan. De lo único que tenemos que preocuparnos es de mejorar nuestro rendimiento y volver a jugar con calidad".