MOSCU—La cámara alta del Parlamento ruso aprobó una iniciativa que contempla multas de hasta 30.000 dólares para quienes revendan boletos de los Juegos Olímpicos invernales de 2014 en Sochi.

La medida, aprobada el miércoles por el Consejo de la Federación, debe ser promulgada por el presidente Vladimir Putin mediante su firma.

Para individuos que revendan bajas cantidades de boletos, la multa ascendería a entre cinco y 10 veces el valor nominal de esas entradas. Sin embargo, las sanciones serían más severas para la reventa al mayoreo.

"Nosotros, como organizadores de los Juegos Olímpicos, estamos obligados por contrato con el Comité Olímpico Internacional a prevenir las alzas especulativas de los precios de los hoteles y de los boletos", dijo en una conferencia de prensa el presidente del Comité Olímpico Ruso, Alexander Zhukov.

Zhukov dijo que habrá límites de precios de las habitaciones en cada categoría de hotel.