ROMA—El presidente del Napoli, Aurelio De Laurentiis, se declaró dispuesto a ceder al atacante chileno Eduardo Vargas, quien ha reconocido que tuvo "un año malísimo".

"Vargas ha sido un ídolo en Sudamérica y en su país, pero aquí es poco considerado, pero cuando tienes delante de ti a uno como (el uruguayo Edinson) Cavani, que si no juega se enoja, entonces es verdaderamente complicado encontrarle un espacio", expresó el dirigente en una entrevista que publicó el jueves la Gazzetta dello Sport.

Manifestó que a él le gustaría que Vargas siguiera en las filas del Napoli, pero si el técnico Walter Mazzarri pide "un delantero con características diferentes y el mercado me lo ofrece, entonces no vacilaré en mandarlo a jugar a otro club".

Aseguró que "hay decenas de clubes brasileños y algunos italianos dispuestos a llenarme de dinero para tenerlo".

Al llegar a Chile para pasar las fiestas de fin de año, tras su primera temporada en el extranjero, Vargas dijo que su temporada en el fútbol italiano fue "malísima".

Después de brillar en Universidad de Chile y ser el goleador de la Copa Sudamericana 2011, el ariete llegó en enero pasado al Napoli pero no mostró la calidad que había exhibido en su país y que constituyó la razón por la cual fue contratado.

También dejó abierta la posibilidad de emigrar del Napoli y de Italia cuando en enero se abra el mercado de jugadores.

"Hay decisiones por tomar, lo único que quiero es jugar", dijo Vargas.

Napoli pagó 17,5 millones de dólares por su pase, pero en el campeonato italiano estuvo siempre en la banca, en la tribuna o jugando los últimos minutos de algunos encuentros.

Según la prensa, por 'Edu' habría una oferta del Gremio de Brasil para jugar en el 2013.