BUENOS AIRES, Argentina—Las autoridades fiscales de Argentina anunciaron el jueves nuevas normas para reducir la evasión de impuestos y el lavado de dinero en el fútbol, el deporte nacional casi sagrado del país.

El titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, dijo que a partir del viernes los equipos de fútbol serán responsables de depositar en cuentas bancarias especiales las ganancias derivadas de las transferencias de jugadores.

Según las nuevas reglas, los equipos deberán informar de los contratos de los jugadores así como de estas ganancias, además de que los inversionistas y los agentes implicados deberán estar registrados como representantes de los jugadores.

La AFIP advirtió que si resultan incompatibles las cifras de ingresos u otra información presentada, impedirá a los responsables que efectúen operaciones en el sistema financiero argentino.

Argentina, la principal exportadora de futbolistas del mundo, registra operaciones que generan ganancias de cientos de millones de dólares cada año mediante la transferencia de jugadores.

Sin embargo, Echegaray dijo que es frecuente que empresarios inescrupulosos escamoteen el dinero a los jugadores, mientras los equipos quedan en desventaja porque hay intereses financieros poderosos que controlan los recursos que genera este deporte.

"Con el registro de los hombres del negocio y los agentes, acabamos con esa esquema de esclavitud deportiva del siglo XX", manifestó el funcionario.

"Estamos haciendo un cambio transcendental en el mercado de pases; que las operaciones sean transparentes es un paso importante", agregó.

El funcionario dijo que la solución consiste en obligar a las personas que invierten en los derechos de los jugadores profesionales de la primera o segunda divisiones a que se identifiquen en un registro oficial.

Los agentes que representan a los jugadores también deberán estar registrados. El efectivo que resulte de las operaciones deberá ser depositado en una cuenta bancaria y declarado ante las autoridades fiscales.

El titular de la AFIP dijo que el objetivo de las medidas no es entrometerse en el que muchos argentinos consideran como el pasatiempo nacional, sino buscar que equipos y jugadores sean los grandes protagonistas y efectúen su negocio de una manera más transparente, en lugar de quedar a merced de intereses turbios.

Sin mencionar nombres, Echegaray describió la manera como algunos agentes han dominado las carreras de jugadores prometedores al hacerse de derechos en el futuro futbolístico de ellos, dándoles nada más que un automóvil nuevo o un viaje a Disney World.

"Vamos a transparentar quienes son los verdaderos dueños de los jugadores de fútbol", afirmó Echegaray.

"Estamos achicando esta distancia entre la realidad del mercado y lo que están declarando ante el AFIP", apuntó.